"Usan esto como cortina de humo", dice abogada

Política

Con prudente satisfacción, Susana Ruiz Cerutti, la representante de la República Argentina ante el tribunal internacional de La Haya, insistió ayer en que ahora, luego del fallo a favor del país en la Corte, los dos países deben resolver la cuestión de fondo: si la planta de Botnia contamina o no y si el país vecino violó el Tratado del Río Uruguay. Según la consejera legal de la Cancillería, lo que intentó hacer el gobierno de Tabaré Vázquez al haber llevado el caso de los cortes a La Haya fue crear «una cortina de humo». Las principales declaraciones de ayer de Susana Ruiz Cerutti a este diario fueron las siguientes.

Periodista: ¿Se imaginaba un fallo de esta naturaleza?

Susana Ruiz Cerutti: La verdad es que nosotros confiábamos en las fuerzas de nuestros argumentos, los desarrollamos con convicción. Teníamos mucha confianza en que el tribunal lo recibiera positivamente, pero uno siempre está con grandes dudas en el momento de escuchar la decisión. De todas maneras, efectivamente, de acuerdo con nuestras expectativas esos argumentos fueron recogidos por el tribunal, de modo que estamos satisfechos.

P.: ¿Cómo interpreta el fondo del fallo que se conoció hoy?

S.R.C.: La Corte en primer lugar ha sustanciado el pedido de medida cautelar del Uruguay. Eso significa que hecha la presentación el 29 de noviembre convocó a las partes y las escuchó el 18 y 19 de diciembre. El desarrollo argumental de las dos apuntaba a que el Uruguay, al pedir que la Corte se pronunciara aduciendo que había graves perjuicios para su posición, por un presunto derecho que el Uruguay sostiene que estaría protegido por el Estatuto del río Uruguay. De nuestra parte decíamos que no existía tal daño a ese presunto derecho, por lo tanto el Estatuto no era aplicable para habilitar a la Corte a dictar esas medidas.

P.: ¿Qué fue entonces lo que resolvió la Corte?

S.R.C.: Lo que escuchamos es que la decisión está totalmente basada en que no existen esos alegados daños irreparables, y que por lo tanto no hay peligro inminente y como consecuencia no hay ninguna urgencia para tomar las medidas que el Uruguay ha solicitado al tribunal. Eso es lo que ha llevado por una mayoría muy importante a que la Corte decidiera rechazar el pedido del Uruguay. Por lo tanto, nosotros vemos en esta decisión reflejados los argumentos que desarrollamos en diciembre.

  • Obligaciones

    P.: ¿La Corte hizo alguna recomendación a alguno de los dos países sobre qué hacer de ahora en adelante con el tema de los cortes? ¿Le hizo alguna recomendación al gobierno argentino sobre esas medidas?

    S.R.C.: No, en absoluto. La Corte, lo que ha hecho en la parte final de su decisión, es simplemente recordar algunos aspectos de su decisión del 13 de julio, aquella que adoptó respecto de las medidas cautelares que la Argentina había pedido en el mes de mayo. Lo que la Corte recordó es que las dos partes tenemos que cumplir nuestras obligaciones de acuerdo con el derecho internacional y que debemos de buena fe aplicar los procedimientos de consulta y de cooperación que están en el Estatuto de 1975, el Estatuto del Río Uruguay, y vuelvo a decir, las dos partes deben abstenerse de todo acto que haga más difícil la solución del diferendo. Y no ha dado ninguna recomendación ni medida en particular que se refiera a los cortes de ruta.

    P.: ¿Cómo continúa el fallo de fondo, la presentación que hizo la Argentina sobre la instalación de las plantas pasteras de Botnia?

    S.R.C.: Bueno, su pregunta es muy oportuna, porque lo que acaba de decidirse es un incidente procesal creado por Uruguay a fines de noviembre. Es decir, sobre el fondo del asunto el procedimiento continúa normalmente, de acuerdo con lo previsto en las decisiones que la Corte tomó también el 13 de julio.

    P.: ¿Continúa entonces el proceso que comenzó luego de la presentación de la Memoria por parte de la Argentina el 15 de enero?

    S.R.C.: Exacto. Si de algo sirve que haya terminado este episodio, es que no se distraiga la atención de cuál es el verdadero motivo por el cual estamos en la Corte. El tema de cortes de ruta de alguna manera ha sido como una especie de cortina de humo que ha distraído del verdadero motivo. La Argentina ha venido a la Corte para defender sus derechos de acuerdo al Estatuto del río Uruguay y ha venido porque no se lo ha respetado al Estatuto en lo que hace a los proyectos de plantas de celulosa por parte del Uruguay. Esa es la verdadera situación, y ahora esto se clarifica totalmente, los procedimientos continúan sobre el fondo del asunto.
  • Dejá tu comentario