Se agudiza la pérdida en carne y hacienda

Economía

Ola de calor que agrava la sequía. Se puso en marcha el Soja II. Pronósticos malos en granos, leche, y hacienda. Noche de Brangus y las 4 Cadenas.

…que, “Va a faltar un millón de terneros, y el destete será anticipado”, anticipó el especialista Ignacio Iriarte, en la última reunión anual del SEMA, en el Club Francés. Según Iriarte, el mercado de carne vacuna había “tocado un extremo en abril-mayo pasado, con los precios más altos del 59 a la fecha, cuando se iba en camino de exportar un millón de toneladas de carne”, explicó antes de aludir a los daños de la prolongada sequía, la fuerte caída de la demanda del mercado interno, y la desaceleración del mercado chino, hoy el principal mercado argentino. Para justificar su pronóstico, explicó que “hay algunas zonas (30%-40%) casi normales, mientras que en el otro extremo hay casi 15 millones de cabezas en situación terminal, y otro 30% con caídas de preñez”. Por ahora, con pronósticos de lluvias escasas todavía hasta enero, se están adelantando ventas de animales más livianos, y la oferta ganadera es alta, 5%-10% por encima de la media, aunque “ni bien llueva la situación se va a revertir totalmente, y no se vende más nada”, destacó Iriarte, tras señalar que también comenzó la mortandad. Sin embargo, y aunque concluyó que “todo el mundo va a salir peor de esto que como estaba”, Iriarte se mostró “optimista”. “La seca va a pasar, y va a dejar un bache de producción. Y China va a volver a comprar”, señaló, tras explicar que la actual suspensión de compras de parte del gigante asiático, ya se había dado para esta misma época en 2019, y volvieron a las compras en febrero. “Solo Brasil y Argentina pueden ofrecer la mayor demanda de carne de China”, dijo al cierre del ciclo de SEMA. Por su parte, Valor Carne destacó que “el novillo de consumo hoy se ubica 41% por debajo del nivel que había alcanzado en la Pascua pasada”.

…que, estos temas, también se escucharon en la reunión de fin de año de Brangus, en el Pabellón 8 de la Rural. “Fue un año muy difícil, que empezó todavía en pandemia, a la que se sumó una sequía tremenda que azotó a todo el país, sobre todo el norte, y en mi provincia acompañada de incendios”, señaló el reelecto titular de la Asociación, Víctor Navajas, “Todo esto bajo el hostigamiento permanente del Estado, una presión impositiva insoportable, complicaciones para ejercer el comercio, para importar, para exportar, y una inflación desatada”. También resaltó la pobreza, la tristeza y la desesperanza de la gente. “Es inaceptable vivir en un ambiente así, con un 50% de pobreza”, destacó el dirigente antes de agregar que “antes que criadores somos ciudadanos, y tenemos el deber de ejercer la ciudadanía con todo lo que eso significa”. Durante la velada también se anticipó que entre el 19 y el 27 de abril se llevará a cabo el postergado (por la pandemia) Congreso Mundial de Brangus que tendrá lugar en La Rural de Corrientes, tras una gira por establecimientos de toda la región. También en la reunión de Las 4 Cadenas (trigo, maíz, girasol y soja), que se hizo en el recinto de la Bolsa de Cereales de Bs. As., los reclamos y alertas fueron similares. Allí, Pedro Vigneau (Maizar) en nombre de las restantes granarias, tras destacar que “nuestras cuatro cadenas juntas generan la mitad de las exportaciones del país en valor: casi 40.000 millones de dólares el año pasado, esos dólares que la Argentina tanto necesita”, alertó que “somos el único país de América que aplica impuestos a la exportación; tenemos una Ley de Semillas de hace medio siglo que dificulta el mejoramiento tradicional y el biotecnológico; falta previsibilidad para el desarrollo de los biocombustibles; abundan regulaciones anárquicas sobre fitosanitarios; tenemos recientes problemas con la importación de semillas para los programas de mejoramiento; carecemos de seguros agropecuarios, una red de contención tan necesaria en un año con pérdidas incalculables por la sequía. La reciente reedición del esquema del “dólar soja”, además de generar bruscas distorsiones no deseadas, vuelve a mostrar que, en cada emergencia del país, el salvavidas es la agroindustria”, señaló Vigneau ante el titular de Agricultura, Juan José Bahillo quién, tal vez por eso, ayer prefirió faltar a Jonagro de CRA, donde estaba el pleno de la Mesa de Enlace.

Dejá tu comentario