Charlas de quinchos

Secciones Especiales

Se acelera la llegada de las PASO y las incógnitas en las reuniones del fin de semana. Ecos de la foto de Olivos alcanzan ahora y complican a Elisa Carrió. Milei, fenómeno o no, ya prepara desembarco en la Villa 31. Más allá del color de la campaña, preocupación en empresas por el fin de año. Macri reaparece a calentar el último tramo antes de las PASO y hasta se sienta el "Bulldog". Pechi López y la única alegría desde Le Mans.

Ya a menos de tres semanas de las estratégicas PASO, los tiempos políticos dominaron totalmente el panorama, subordinando hasta a la economía. Todavía con los ecos de Olivos resonando en los medios, más denuncias (que incluyeron hasta a Elisa Carrió); cruces verbales entre candidatos, algo de vandalismo en la cartelería local, la reaparición de Mauricio Macri (inclusive en la campaña bonaerense, lo que suma mas a la pelea allí con Facundo Manes), y chisporroteos del más variado tenor en los medios, coincidieron con la irrupción de las “boletas impresas”, señal inequívoca de la inminencia de las elecciones. Como si el 12 de septiembre fuera el día final, algunos sectores de movimientos sociales y, también otros sindicales, aumentaron exponencialmente la presión y reclamos, mientras se dispararon las especulaciones más variadas sobre los escenarios hasta fin de año. Sigue la seca y no ayuda, aunque nevó un poco, al menos, en los centros de sky como para poder arrancar la temporada. Y, aunque la pandemia y el ritmo de vacunación se mantuvo entre los temas básicos, los Quinchos se poblaron de nuevos datos, rumores y quejas, en especial, de tipo impositivo con más problemas para los que tienen que pagar. La alegría deportiva vino, esta vez, de la mano del automovilismo con el triunfo ayer de José María “Pechito” López, en las míticas 24 Horas de Le Mans, con un Toyota. Veamos

Barril sin fondo. Sin duda la megamarcha de varios movimientos sociales que arrancó en el Puente Pueyrredón, cruzó buena parte de la ciudad, llegó a la avenida 9 de Julio, y que se calculó en unas 40.000 personas de más de 30 grupos distintos, fue tanto una demostración de fuerza, como la representación palmaria de las internas feroces que sacuden hoy a este tipo de organizaciones .La movilización con poco, y hasta por momentos ningún, control policial, puso al flamante ministro Juan Zavaleta frente a la segunda manifestación desde que asumió, y mientras aún resuena su discurso de asunción, cuando dijo : “conmigo no va a hacer falta cortar calles para poder dialogar” (¡). En tanto media ciudad colapsaba sin poder circular, se planteaba una singular pulsada entre los que pedían “trabajo genuino”, versus los que apelaban directamente a los planes tradicionales y a la suba de fondos que no tiene fin ni mas fuente de financiamiento posible. No fue el único reclamo. De hecho, “los usuarios de líneas aéreas se preguntan cuando se podrá volver a volar con normalidad, mientras el titular de Turismo Matías Lammens, anunciaba la idea de subsidiar 100.000 pasajes de cabotaje por Aerolíneas Argentinas, para turistas del exterior, algo que cayó particularmente mal en algunos sectores convencidos de que el país tiene hoy otras prioridades. El malestar de mucha gente también se centró en los bancos que, especialmente los inmensos oficiales, siguen con los “pedidos de turno” para poder hacer gestiones, mientras la mayoría de las actividades privadas ya están funcionando con bastante normalidad”, se quejaba un empresario pyme, acosado por impuestos y problemas operativos sin respuesta aún.

Reclamo. De ahí que no llamó la atención el fin de semana que las provincias con fuerte tradición turística y hotelera insistieran con la preocupación por la próxima temporada estival y esperan definiciones inminentes del Ejecutivo, que en los últimos días comenzó a jugar con esa posibilidad de regalar viajes aéreos. El reclamo llegó el jueves pasado al recinto del Senado a través de Silvia Giacoppo (UCR), jefa de la comisión de Turismo de esa Cámara. La legisladora, que responde al jujeño Gerardo Morales -el más peronista de los radicales-, lanzó un sablazo contra Lammens, quien evitó tener cualquier contacto con el Congreso. Giacoppo pidió la preferencia para tratar un proyecto de emergencia económica, financiera y fiscal para toda la actividad turística y acusó a Lammens de ser el “único” funcionario del Gobierno “que aún no nos visitó”. Si bien reconoció el “esfuerzo del Ejecutivo”, criticó las “medidas aisladas” ante la posibilidad de debatir una iniciativa “más abarcativa”. “Son miles y miles fuentes de trabajo que han quedado a la deriva”, señaló Giacoppo. Mientras tanto, Lammens -que dejó al club San Lorenzo en una penosa situación financiera y política- continúa con una construcción política que incluye idas y vueltas con diferentes espacios.

Alarma. En un bar muy tradicional de Barracas, frente al parque, un asesor en pequeñas empresas de tecnología compartía un café con un grupo de clientes que lo consultaban sobre estabilidad, seguridad, jurídica, etc., todos alarmados por las recientes declaraciones del titular de La Bancaria, y ahora también candidato a diputado nacional por el FdT, Sergio Palazzo, que no ocultó su intención de absorber (sindicalmente hablando) a las nuevas, y en muchos casos exitosas fintech, que utilizan tecnologías digitales de avanzadas aplicadas al sector de finanzas, al área del ya poderoso gremio bancario. Esto, y su intención de reducir tanto la jornada laboral, como la semana de trabajo, era interpretada por los empresarios como la forma de disimular el impacto que la pandemia y los avances tecnológicos están teniendo en un sector que sigue sin regularizar sus horarios, manteniendo en muchos casos “el pedido de turnos”. Esto, y el “ahorro” que verificaron muchos bancos privados en los costos de estructura hasta el punto de “vaciar” edificios enteros a partir del teletrabajo, encendieron las luces de alarma entre algunos sindicatos que buscan alternativas para no perder afiliados, y mucho menos aportes. Algo similar, aunque por otras razones, sucede con varios gremios de transportistas que vienen “sitiando” varias clases de empresas; portuarios; o la gente de dragado y balizamiento que justo por estos días está en pleno conflicto sobre la ya casi seca Hidrovía.

Milei, a la 31. El precandidato a diputado por la Ciudad de “La Libertad Avanza”, Javier Milei, comenzó a diagramar los preparativos para el final de campaña y buscará en los próximos días “revolucionar” el Barrio Mugica, antes conocido como Villa 31. Tras convocar a centenares de personas en las últimas semanas vía convocatorias espontáneas, el economista y su equipo apuntan también al poder de convencimiento de los seguidores jóvenes a los adultos. “Se nos acerca gente grande por lo que se traslada de boca en boca y por redes de personas de menos años. Todos indignados con lo que decimos que es la ‘casta política’, que ahora comenzó a ser utilizada por otros espacios”, dicen desde la organización de Milei.

Peligros. Naturalmente varios de estos temas eran analizados en la tradicional Bolsa de Comercio de Rosario, durante el acto para conmemorar su 137 Aniversario días atrás, y donde hubo invitados “presenciales” y “virtuales”. “Realmente no se que es lo que privatizaron, porque los controles de los buques se hacen en puerto y están a cargo de la AFIP, la Aduana, y la Prefectura”, explicaba el titular de la entidad, Daniel Nassini, preocupado por el próximo cambio de los servicios de dragado y balizamiento, del sector privado, a la órbita de la AGP (Administración General de Puertos). “Medidas como las suspensiones de exportaciones, o los límites a los volúmenes exportables de varios productos, son claramente contrarias a esos objetivos (de incrementar la producción y aumentar las exportaciones), causan incertidumbre y frenan la inversión, lo que nos impulsa a reclamar enfáticamente la eliminación de todo tipo de restricciones que entorpecen y traban nuestro desarrollo y el comercio internacional”, aseguró Nasini. Y llamativamente, fue justo en ese punto donde coincidió con el Gobernador Omar Perotti, quién también defendió la estratégica producción de carne, y reclamó por la liberación de las exportaciones, una de las actividades económicas centrales en su provincia, y ante la mirada “atenta” del titular de Agricultura, Luis Basterra, que no contestó ninguno de los planteos que le hicieron y, más vale, dio un discurso un tanto fuera de lugar, hablando de “la herencia de endeudamiento que recibimos”; o de “por delante es todo optimismo¡” , o sobre “el incremento de exportaciones que se espera”, mientras sacudía su larga coleta que contrastaba aún más con la cantidad de cabezas calvas que había en el recinto. “Este funcionario no se habrá caído del lado de Paraguay?”, preguntaba sarcástico un asistente aludiendo al crecimiento genuino que viene registrando el país vecino; mientras otro hablaba en voz baja sobre “el peligro de darle un micrófono a un político, en plena época de elecciones”, mientras suspiraba por la longitud de los discursos. Tras el acto, parte de las charlas se refirieron sin remedio al megajuicio al desafiante jefe de la banda de Los Monos, que se está llevando adelante en la provincia, por estos días.

Solo campaña. En un mesa recatada de Damblee, el restó portugués exclusivo que se encuentra en una zona atípica, como es la Avenida Rivadavia al 3.400, boquerones y ostras gratinadas mediante, un grupo político y algunos periodistas, orejeaban las internas y el impacto que puede tener la irrupción del ex presidente Mauricio Macri en la campaña. Igual, comentaban en las mesa, las apariciones de la candidata de Cambiemos en la ciudad, María Eugenia Vidal, parece no remontar lo que esperaban, y tampoco despierta adhesiones espontáneas en la calle al punto que, para la sesión de fotos del sábado por varias esquinas desde Plaza Vicente López hacia el sur, los fotógrafos tuvieron que “armar” las escenas para que apareciera con gente. Y, aunque en el FdT confían en la fuerza que puede hacer su candidato, Leandro Santoro, y que será muy difícil evitar que el equipo que armó Horacio Rodríguez Larreta se alce con la primera minoría en las internas, descuentan que Macri será clave en la campaña y en especial, para la propia Vidal. En territorio bonaerense Macri también tendrá su peso en la campaña llevándole a l mano a Diego Santilli en contra de toda la estrategia original que los moderados debieron girar, reacomodando tantos también en la PASO con Facundo Manes que con esto toma una temperatura impensada. Las señales allí son cada vez mas contundentes en cuanto a la definición del radicalismo.Una prueba: el fin de semana hasta el formoseño Luis Naidenoff se sumó a la gira de campaña bonaerense de Manes. Macri, mientras tanto, aparentemente lejos de todas estas elucubraciones y hasta de la predilección del oficialismo por su figura, se reunió también con Ricardo Lopez Murphy, el principal contrincante de la ex gobernadora en la interna de Cambiemos para las PASO. “Está poniendo fichas en todos los números”, se quejaban alrededor del economista cuando trascendió el encuentro de la semana pasada que en Repúblicanos Unidos habían mantenido en absoluto silencio, y culpaban a los macristas de haberlo dejado trascender

Dejá tu comentario