Charlas de quincho

Secciones Especiales

Fin de semana XL ( el último del año), con récord de temperatura y de turistas en todos los destinos. Apenas un respiro después de una semana agobiante con una Plaza de la Militancia llena, y rumores variados, especialmente sobre eventuales subas de impuestos. La gente prefirió el turismo, pero la calma (igual que el congelamiento de precios de la carne) sólo durará el fin de semana.

Mientras, oficialistas y opositores comienzan a tejer aceleradas alianzas para encarar un Congreso que va a estar prácticamente empatado. Con Xi Jinping empoderado en China, cambios en Perú, y el balotaje entre extremos en Chile, se replantea también el lugar de la Argentina. Alarma el rebrote de Covid en Europa. Veamos.

Último

Calor infrecuente para el último fin de semana XL del año (tras la ola de frío previa), con obvio récord de turistas (se calculan más de 3,5 millones) en todos los destinos, algunos con hasta el 100% de ocupación. Lo barata que está Argentina en términos de dólar para los extranjeros, y lo caro que está cualquier destino en el exterior para los argentinos, hacen prever una temporada turística como hace tiempo que no se ve, y que permitiría una recuperación, aunque sea parcial, de las pérdidas que causó la fuerte cuarentena local de más de un año y medio, al menos para ese rubro.

Una ventaja adicional de la situación es que seguramente disminuirá fuerte la cantidad de dólares que los argentinos gasten este verano en el exterior, muy criticado por quienes sostienen que no se puede seguir subsidiando los dólares turísticos, y piden transparentar este tipo de situaciones. Hay sin embargo, dos nubarrones en el horizonte.

Por un lado, la situación de los aviones de Aerolíneas, muchos de los cuales tienen restricciones que impedirían que la línea de bandera “aproveche” el viento de cola de esta temporada, y el rebrote del Covid en la entrada del invierno del Viejo Mundo, que está provocando nuevamente, la adopción de fuertes restricciones, a pesar del nivel de vacunación en la mayoría de los países europeos. Como se sabe, Argentina registra seis meses después los efectos que se inician en el Hemisferio Norte, por lo que el comportamiento de la vacunación con la segunda dosis, la intensificación con la tercera para los grupos más vulnerables de mayores y enfermos o con antecedentes y, especialmente, el acceso a las vacunas ya aceptadas por la mayoría de los países, comienzan a volver a la mesas de conversación en muchos quinchos.

Resultados

El calor durante el fin de semana largo, y el agobio de mucha gente tras las alecciones y el jaque a la Ciudad de Buenos Aires por las demandas de los grupos sociales, sumados al Día de la Militancia (derivación de la Plaza de apoyo al presidente Alberto Fernández, surgida cuando se pensaba que el resultado de las elecciones iba a ser muy malo, lo que finalmente no ocurrió) más que justificaron la estampida hacia cualquier lado que hubo y que llenó los principales accesos vías de salida desde el mismo viernes, y hasta hoy. Igual, los cordones de countries en las principales ciudades, o el Delta, entre otros destinos, registraron un alto caudal de visitantes, y las charlas se multiplicaron, en especial, las políticas. Y allí, obviamente, se desmenuzó lo ocurrido, tanto en las elecciones, como en la Plaza de Mayo cuyo armado levantó quejas de un viejo militante del oficialismo, aludiendo a costos varios del armado de la Plaza, además del cotillón, según contó en una fresca mesa bajo un árbol en una isla del Delta. El detalle, resultó casi menor al lado de los movimientos “dentro” de la propia Plaza, siendo el más comentado, la tardía llegada de La Cámpora, cuando ya Alberto Fernández (único orador) terminaba su discurso, y ubicándose exactamente en el mismo lugar en los que estaban sus antecesores en 1974, cuando el entonces presidente Juan Domingo Perón, los echó sellando una grieta que está a punto de alcanzar 50 años. “Todos juntos, pero todos separados”, sintetizó un observador sobre lo que curio el miércoles en la histórica Plaza de Mayo.

Cosecha más escasa

Por supuesto que al margen de la política, las mayores expectativas se centran en la dirección que tomará el Gobierno tras el resultado de las elecciones, donde perdió menos de lo que esperaba, mientras que la oposición en varios lugares (incluida Buenos Aires y Capital) logró bastante menos de lo que pretendía. En ambos casos, el replanteo es obligado, pero ni unos ni otros lo hicieron público aún, más allá del anuncio de un “plan plurianual” que hizo el Ejecutivo, pero del que aún no se tiene ninguna precisión.

Tampoco el nuevo silencio de Cristina, ayuda demasiado, y las declaración del FMI, positivas pero afirmando que “todo está bien, pero no hay acuerdo, ni plazos todavía”, generan inquietud en los sectores productivos, que el Poder Ejecutivo no está calmando. Por el contrario, nuevos proyectos de impuestos como el de Reciclados de Envases, o mas subas de las retenciones (aunque son muy pocos los puntos que puede aumentar el Gobierno, sin necesidad de contar con un nuevo acuerdo del Congreso), solo sirvieron para aumentar rápidamente el malestar que se había calmado un tanto tras los comicios.

En ese contexto, el nuevo secretario de Comercio, Roberto Feletti, es el que llevó la peor parte, dado el escaso resultado obtenido hasta ahora con los controles de precios, acuerdos, etc., incluyendo el “pacto de no aumento de la carne por tres días” del fin de semana largo, que directamente fue tomado como una burla por los consumidores. “Obvio, mientras siga la liquidez va a continuar la inflación. Quedó totalmente demostrado que la baja de algunos precios que se habían registrado, fue por caída del poder de compra de la población, y no por los controles de precios”, reconoció enfático un ex Secretario de Comercio, muy poco convencido sobre los resultados de esa herramienta.

Visita

En su visita a Europa Lula se hizo un tiempo para pasar por la embajada argentina en Madrid. Allí con Ricardo Alfonsín hablaron largo sobre la necesidad de encontrar mejores fórmulas de integración regional que permitan fortalecer las democracias frente a las amenazas autoritarias, luchar por un mundo más igualitario, dar pelea contra el hambre y la pobreza. Hubo foto y recuerdos de tiempos pasados.

Medidas

Mientras desde el interior se ponían rápidamente en contacto con los dirigentes nacionales para definir que medida (de fuerza) se tomaría de concretarse una nueva suba de las retenciones, como dejó trascender el propio gobierno durante el fin de semana, no todos estaban demasiado convencidos de que se llegara a eso. Por un lado, decían, las “promesas” de Feletti vienen retrasándose y tal vez el presidente y su equipo no quiera seguir apostando a semejante costo. Por otro, son pocos los puntos que el gobierno puede aumentar sin requerir una nueva aprobación del Congreso y, en ese caso, ¿ los legisladores de Córdoba, Santa Fe, o Entre Ríos, por citar solo algunas de las más afectadas, estarán dispuestos a “cederle” nuevamente recursos propios a la Nación?”, preguntaba, asado mediante, un exgobernador del Litoral aludiendo a los recursos “no” coparticipables de las retenciones. Además, “se necesita que la producción liquide lo más rápido posible las cosechas, y con estas dudas, inestabilidad, y tipo de cambio, no es tan seguro que lo hagan, ni siquiera con el precio internacional récord del trigo, por encima de los U$S 300 por tonelada”, aseguraban unos chacareros que participaban del convite. La inquietud alcanza hasta a las zonas extrapampeanas, con actividades intensivas, como se escuchó en La Rioja durante la apertura de la Evinor ´21 y III Concurso Nacional del Torrontés, que reúne productos de todo el NOA, aunque también con muchos capitales de EE.UU., Europa, o Chile. El encuentro, que se extiende hasta el sábado próximo, con epicentro en Chilecito, reúne lo más representativo de la vitivinicultura del noroeste argentino, se degustan los mejores exponentes varietales, se informan las tendencias y comparten novedades de la industria que como otras, en los dos últimos años se vio afectada por la pandemia, pero que sigue registrando una evolución notable en la calidad de los productos. De ahí que las perspectivas económicas, y especialmente fiscales y de tipo de cambio, tengan en alerta al sector empresario local, y extranjero que ya invirtió en la región.

Reservado

En un coqueto jardín de Barrio Parque, se realizó una más que discreta cena muy informal, pero de la que participaron varios peso pesados de la industria y del comercio, un poco alarmados por la falta de propuestas concretas sobre como seguir, después de las elecciones. Y, si bien algunos comentaban los cambios en la situación internacional, con el refortalecimiento de Xi Jinping en China, y más aún con los cambios locales tras la elección en Chile (donde habrá balotaje radicalizado: entre los extremos de derecha e izquierda), y el significativo cambio que viene registrando Pedro Castillo en Perú, con una posición mucho más atenuada frente a los embates de la derechista Keiko Fujimori; el grueso de la charla se lo llevó la política local. “Va a haber que estar muy atentos. Tendremos Congreso todo el verano, entre Ordinarias y Extraordinarias. El horno no está para bollos y hay que llegar a un acuerdo con el FMI”, señalaba uno de ellos, mientras otros se mostraba algo más escéptico:”No se si se va a llegar a un acuerdo, aunque es imprescindible. Buena parte del Gobierno cree que van a perder en el 23, por lo que lo único que intentan es patear el tema hasta entonces, y que el costo del acuerdo, en realidad, del ajuste, lo afronte el próximo Gobierno”, consideraba otro “No creo que la oposición los deje esta vez. Al contrario, van a buscar que el costo del achicamiento de los gastos sea del oficialismo, pues además saben que esta economía no banca un impuesto “, señalaba un tercero. “Si, pero si hay divisiones en el oficialismo, en la oposición las cosas no están mejor, y la carrera al 23 ya se largó. Además, todos cuentan las bancas en el Congreso, pero ¿están tan seguros de que todos los diputados de la oposición van a votar en contra de nuevos y más altos impuestos?, o de los DNU que mande el Gobierno? Tengo mis dudas…”, afirmó un cuarto, dejando la duda en el ambiente.

Dejá tu comentario