Economía

Subastaron el gas del invierno y surgen dudas sobre alza en tarifas

FUENTES OFICIALES Y PRIVADAS CONFIRMAN QUE SE MANTENDRÁ EN 35% - La compulsa cubrió menos de la mitad del gas que se necesita en los meses más fríos para atender a la demanda prioritaria.

El Gobierno cerró ayer la primera subasta del gas que comprarán las distribuidoras para suministrar a los usuarios entre el 1 de abril y el 31 de marzo de 2020. Al término del proceso, en fuentes oficiales y empresariales se indicó que el aumento en la tarifa final a los consumidores podrá mantenerse en torno al 35% anunciado a fines de diciembre, pero quedan dudas pendientes y habrá que ver cómo cierran finalmente los números que las distribuidoras deben presentar la semana próxima al Enargas para que se discutan en audiencia pública el 26 de este mes.

El procedimiento de subasta, que es la primera vez que se aplica, tuvo como resultado un precio promedio ponderado por volumen de u$s4,62 por millón de btu, mayor que el esperado por la Secretaría de Energía, pero inferior al de la importación que se ubica en promedio entre u$s6,50 para el de Bolivia y más de u$s9 para el GNL que se importa en barco.

Fuentes empresariales coincidieron ayer en que el precio de la subasta pudo haber sido un 10% menor todavía, pero que las petroleras se cubrieron de una devaluación, considerando que cobrarán el producto al tipo de cambio promedio del Banco Nación entre el 1 y 15 de marzo, durante el período abril-septiembre, y al tipo de cambio vigente entre el 1 y el 15 de septiembre, entre octubre y marzo de 2020.

Las ofertas que resultaron adjudicadas oscilan entre u$s3,90 y u$s7, lo que también significa que las petroleras lograron asegurarse un precio para primavera-verano sustancialmente más alto del que logran con la exportación a Chile, hoy bastante por debajo de u$s4 considerando retenciones.

Un dato interesante es que las productoras ofertaron por el producto en el período estival y luego al asignarse éste, quedaron obligadas a entregar 2,5 metros cúbicos en el invierno por cada uno de primavera verano. Habían ofertado 20.520.000 metros cúbicos para la temporada estival, y se les asignaron 14.435.000 metros cúbicos, por lo que entre abril y septiembre deberán entregar 36.087.000 metros cúbicos.

Ese volumen es sensiblemente inferior al de la demanda prioritaria del invierno que suele ubicarse entre 75 y 83 millones de metros cúbicos. Por eso, las distribuidoras firmaron, o tienen que hacerlo todavía, contratos particulares con las petroleras para asegurarse más volumen. Según algunas fuentes, esos contratos tendrían un precio levemente inferior al promedio de la subasta.

Además, falta que hoy se realice la segunda ronda de la compulsa, para el gas de la cuenca noroeste que es principalmente el que importa la ex Enarsa desde Bolivia a alrededor de u$s6,50 por millón de btu. En principio, por las restricciones fiscales, la empresa estatal debería trasladar casi todo el precio de importación, incluyendo el del GNL que se regasifica en Escobar, para evitar que aumenten los subsidios, pero como también hay una necesidad creciente de contener la inflación, habrá qué ver cómo se define mañana esa dicotomía.

En principio, si el precio del gas que se traslada a las tarifas es de u$s4,62 por millón de btu, el aumento con relación al valor que está en las tarifas actuales sería del 15,5%. Y como el precio del gas equivale al 40% de una factura con impuestos, el aumento por el producto en boca de pozo tendría una incidencia de alrededor del 6% en tarifa final.

Pero como se confirma un alza del 35% por lo menos, se supone que el precio a trasladar a los usuarios será mayor que el que surgió de la primera subasta.

Por otra parte, el 38% de la factura (el 22% aproximadamente son impuestos en Capital Federal) corresponde a los ingresos que perciben transportistas y distribuidoras y tendrá un ajuste según la evolución de los precios mayoristas (IPIM) del semestre septiembre 2018-febrero 2019. Hasta enero, el ajuste por ese índice arroja un aumento de alrededor del 21%, y también falta ver si el Gobierno reconoce todo lo que dé el IPIM o si lo limita como en octubre pasado.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario