HONDA CIVIC CON DISEÑO DE VANGUARDIA

Suplementos

Los automóviles japoneses, en general, nunca se han distinguido por el diseño. Nacieron con el compromiso más difícil de pelear contra los consolidados autos norteamericanos y alemanes, principalmente. Su crecimiento mundial se debe en gran parte a la participación que lograron en el mercado estadounidense, y ahora están desarrollando un ataque intensivo en Europa.
Con el nacimiento del nuevo Civic, Honda está fabricando su modelo más revolucionario.
Su diseño está adelantado siete años (lo que dura en promedio la vida de una generación de un modelo de auto) contra sus competidores.
La reciente fabricación en Brasil ha hecho posible su excelente relación precio-producto para el mercado local, aunque existen varios elementos de seguridad, como los controles de tracción y de estabilidad, que no están disponibles en el Mercosur y sí están presentes en Estados Unidos y Europa.
El diseño exterior es uno de los cambios más notables. Sus líneas han sido creadas para seducir a un público joven, a la generación de la computadora.
Esto se percibe en su presentación interior con un puesto de mando más cercano a un videojuego o un auto de ciencia ficción, que a un vehículo de serie.
Más allá de los gustos personales, es agradable y merece ser destacado este cambio abrupto de identidad. Se acabaron las presentaciones sobrias. El Civic es un auto diferente y eso merece ser premiado.
El motor es un nuevo propulsor de 1.8 litro y 140 CV. Consigue prestaciones coherentes y una fluidez de marcha destacable, aunque su insonorización es un punto para mejorar.
La velocidad máxima es de 202,2 kilómetros por hora y acelera de 0 a 100 km/h en menos de 10 segundos.
Los consumos son contenidos.
Se destacan el equilibrio de las suspensiones y la fortaleza estructural. Se nota que han desarrollado un auto para circular con solidez en cualquier camino.
La dirección es eficiente y los frenos han logrado distancias lógicas de frenado, pero el tacto del pedal de freno no es enérgico.
La caja de velocidades está bien relacionada con la potencia del motor.
La capacidad del baúl es mejorable. Sus 445 litros son algo escasos teniendo en cuenta los valores que tienen otros autos de su segmento.
La terminación, en cambio, es de lo mejor del segmento. Encastres bien cuidados y plásticos de buena calidad se perciben en todo el interior.
El equipamiento es escaso. Tiene sólo lo indispensable, pero un auto de su valor y prestigio debería contemplar el encendido automático de luces, los limpiaparabrisas con sensor de lluvia, mayor cantidad de airbag (tiene sólo dos), y los mencionados controles de tracción y de estabilidad, aunque sea en forma opcional.
La garantía de tres años es un gran respaldo que muchas marcas todavía no se animan a ofrecer, por eso Honda ha logrado un grado de confiabilidad que es muy apreciado por el usuario, y el (por más que algunas empresas expliquen que es sólo una acción de marketing) hecho de esta confianza en su producto es una de sus mayores virtudes.
En suma, el Civic pretende seducir al usuario de hoy y del mañana. Se ha adelantado a sus competidores, y si bien esto puede ser riesgoso, los resultados comerciales le dan la razón. Los autos de los primeros embarques se agotaron. Un hecho con el cual se puede predecir su éxito.



PARA DESTACAR
Consumos
Diseño de vanguardia
Espacio y presentación interior
Equilibrio de suspensiones
Fortaleza estructural
Garantía de tres años
Terminación

PARA MEJORAR
Insonorización del motor
Tacto del pedal de freno
Capacidad del baúl
Sin control de tracción y de estabilidad

Dejá tu comentario