EEUU: demandan a Apple y editoriales por e-books

Tecnología

La Justicia de Estados Unidos anunció este miércoles el inicio de un proceso por prácticas monopólicas contra Apple y dos casas editoriales, mientras que otras tres inicialmente incluidas en la demanda alcanzaron un acuerdo de libre competencia con las autoridades estadounidenses.

Al anunciar la demanda, el Departamento de Justicia aseguró que la conspiración entre las casas editoriales incluyó "esquemas para limitar a Amazon las posibilidades de ofrecer rebajas en los libros electrónicos", en perjuicio de sus clientes. Se los acusa de pactar precios de libros electrónicos o e-books en la tienda digital iTunes de Apple.

Pero tres de éstas, Hachette (Lagardere Publishing, Francia), Simon & Schuster (CBS Corp., Estados Unidos) y Harper Collins subsidiaria estadounidense de News Corp, llegaron a un acuerdo con las autoridades, después de que el Departamento las demandara junto a Apple y a otras dos firmas por conspirar "para elevar los precios de los libros electrónicos".

El fiscal general, Eric Holder, anunció que el acuerdo con las tres firmas, que aún debe ser convalidado por la Justicia, los compromete a "permitir a los distribuidores de libros como (los estadounidenses) Amazon y Barnes & Noble, rebajar los precios de sus libros electrónicos".

Para Amazon, esto "es una gran victoria para los propietarios (de la tableta) Kindle y nos alegra poder bajar los precios de una mayor cantidad de libros", indicó la empresa en su sitio de ventas en internet este miércoles.

Hachette y Harper Collins acordaron entre otros entregar más de 51 millones de dólares para resarcir a los compradores.

En paralelo, también se perfila una salida consensuada para poner fin a una investigación sobre un presunto acuerdo destinado a restringir la competencia en el mercado europeo de libros electrónicos.

"En el marco de su investigación sobre la distribución de libros digitales, la Comisión Europea recibió propuestas de Apple y de cuatro editores internacionales: Simon & Schuster, Harper Collins, Hachette Livre y Verlagsgruppe Georg von Holtzbrinck", indicó Bruselas en un comunicado.

"Saludo el hecho de que estas cinco empresas hagan propuestas para llegar a un acuerdo", declaró el miércoles el vicepresidente de la Comisión Europea encargada de asuntos de competencia, Joaquin Almunia.

Sharis Pozen, directora de la división antimonopolio del Departamento de Justicia, subrayó por su parte que la demanda iniciada en Estados Unidos no sancionaba el modelo de precios en sí, sino la colusión.

Agregó que la "conspiración" entre las grandes empresas tuvo como efecto "el aumento del precio de los libros electrónicos prácticamente de un día para otro", lo que obligó a los compradores a pagar dos o tres dólares adicionales por ejemplar digital.

El acuerdo con las tres firmas "empezará a reparar el daño causado por la conducta anticompetitiva de las compañías, y restaurará la competencia de precios para que los consumidores puedan pagar menos por sus libros electrónicos", agregó Pozen.

El caso sigue ahora en Estados Unidos contra el grupo informático Apple y las editoriales Macmillan.

Dejá tu comentario