Parkinson: lanzan una app que estabiliza la pantalla de iPad de usuarios que padecen la enfermedad

Tecnología

Se trata de Stabyl cuyos ajustes se pueden gestionar, para adaptarlos a la necesidad de cada usuario.

Una nueva aplicación llamada Stabyl busca solucionar con la propia tecnología presente en los iPad las dificultades que pueden llegar a tener para utilizar una tablet las personas que lidian con temblores involuntarios en las manos, como las que padecen Parkinson.

Stabyl es una aplicación gratuita disponible en AppStore y diseñada para su uso en iPads, donde compensa el temblor involuntario que pueda experimentar un usuario en las manos a causa de una enfermedad para facilitar la lectura y la navegación.

Para dicha compensación, realiza contramovimientos virtuales en tiempo real, lo que se traduce en una experiencia de uso más estable en el navegador, como se describe en la página de la aplicación. También tiene un impacto en la interfaz, ya que ofrece botones de mayor tamaño, un alto contraste de color, aumento de la página y accesos más fáciles a elementos como el historial o los marcadores.

Los ajustes que introduce Stabyl se pueden gestionar para adaptarlos a la necesidad de cada usuario. Para su uso se recomienda una pantalla de 120Hz.

Detrás de la aplicación se encuentran la agencia de marketing Havas y la Asociación Alemana del Parkinson, y fue probada durante su desarrollo en pacientes con esta enfermedad en Estados Unidos y Alemania.

¿Qué es el Parkinson?

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurodegenerativo crónico caracterizado por bradicinesia (movimiento lento), rigidez (aumento del tono muscular), temblor y pérdida del control postural. Entre sus causas, los especialistas afirman que se trata de un déficit en la secreción de dopamina, hormona liberada por las terminaciones nerviosas de la sustancia negra.

La enfermedad de Parkinson se clasifica con frecuencia como un trastorno del movimiento, sin embargo, también desencadena alteraciones en la función cognitiva, depresión, dolor y alteraciones en la función del sistema nervioso autónomo. Esta enfermedad representa el segundo trastorno neurodegenerativo por su frecuencia, situándose por detrás de la enfermedad de Alzheimer.

Dejá tu comentario