Mundo

"Tenemos que hacer que se detengan", dijo Trump tras condenar los tiroteos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump,se refirió a los ataques ocurridos durante el fin de semana en Texas y Ohio. Al menos 29 personas murieron producto de ambos tiroteos.

A raíz de las dos matanzas ocurridas en las últimas horas en EEUU, el presidente Donald Trump aseguró este domingo que "tenemos que hacer que se detenga. Esto ha estado ocurriendo durante años... y años en nuestro país", dijo Trump en declaraciones en Nueva Jersey.

Asimismo, en una retórica paradójica dentro de su propio discurso, el mandatario sostuvo que "no hay lugar para el odio" en Estados Unidos, tras dos tiroteos masivos que dejaron al menos 29 personas muertas, pero atribuyó los hechos violentos a "problemas mentales".

El mandatario dijo que los tiroteos de Ohio y Texas "no solo fueron trágicas sino un acto de cobardía".

Imágenes desde el lugar en que se produjo un tiroteo en Dayton (Ohio, EE.UU.).mp4

"Estoy con todos aquellos que en este país condenan los actos de odio. No hay ninguna razón o excusa que justifique el asesinato de gente inocente", escribió en Twitter.

Agregó que el FBI y las fuerzas de seguridad locales y estatales están trabajando juntos tras los tiroteos ocurridos en las localidades de El Paso y Dayton.

"Dios bendiga a la gente de El Paso, Texas. Dios bendiga a la gente de Dayton, Ohio", tuiteó Trump.

matanza en ohio eeuu.jpg
Las inmediaciones del lugar del ataque en Ohio.
Las inmediaciones del lugar del ataque en Ohio.

Estados Unidos vivió uno de sus peores fines de semana por la violencia con armas de fuego, después de que dos ataques ejecutados en un lapso de menos de 24 horas provocaran 29 muertos y una cincuentena de heridos.

tiroteo EEUU.mp4

El primero de los tiroteos, registrado el sábado en un centro comercial de El Paso, Texas, dejó 20 muertos y 26 heridos, algunos de ellos críticos, según las autoridades de esta ciudad del sur de Estados Unidos, que detuvieron a un hombre blanco de 21 años e investigan el incidente como posible crimen de odio.

Pocas horas después de este ataque, a la medianoche del domingo, hora local de Dayton, en el estado de Ohio (este), un hombre mató a nueve personas y dejó 26 heridas antes de ser abatido por la policía.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario