1 de diciembre 2023 - 00:00

“Una familia normal” va a la cabeza del streaming

La miniserie sueca se basa en la historia de una muchacha de 19 años acusada de cometer un crimen.

una familia normal. La serie sueca que trepó al top de Netflix.
una familia normal. La serie sueca que trepó al top de Netflix.

En pocos días se ubicó primera en Netflix y sigue entre las elegidas la miniserie sueca “Una familia normal”, sobre un clan familiar atravesado por la desgracia cuando su hija de 19 años es acusada de cometer un crimen. Basada en la novela homónima de Mattias Edvardsson, gira en torno de las apariencias y la familia supuestamente perfecta detrás de la que se ocultan secretos. Desde “Big Little lies” a “Sharp objets”, pasando por la inolvidable “La celebración” de Thomas Vinterberg y la más actual “Succession ”, la familia como escudo o fuerte para sobreponerse a sus fragilidades resulta un tópico siempre atractivo.

En clave de thriller para abordar un impactante asesinato y el pacto desesperado para proteger la sangre, “Una familia normal” cuenta en contundentes seis episodios lo ocurrido una fatídica noche de viernes en una estructura narrativa que no carece de algunos puntos argumentales absurdos y pistas falsas para distraer, a lo Agatha Christie, para avanzar hacia lo que ocurrió realmente. Tiene muchas similitudes con “Your honor”, aquella en la que Bryan Cranston encarnaba a un juez capaz de llegar a lo inimaginable con tal de proteger a su hijo tras atropellar a otro y darse a la fuga.

En este caso se trata de tres puntos de vista de los que se vale el relato para construirse durante el juicio: el padre, la hija desde la prisión y la madre, quien retoma contacto con su hija durante el juicio. La trama aborda la vida de los Sandell, integrada por el sacerdote Adam, su esposa Ulrika, una abogada y su hija adolescente Stella. Transcurre en un suburbio residencial y pacífico fuera de Lund, Suecia, donde un discurrir apasible se ve alterado cuando Stella es acusada de homicidio y arrestada.

El film noir y el trhiller proveniente de los países escandinavos abundan en plataformas con el visto bueno de los algoritmos en torno a las gustos de las audiencias. Por caso funcionaron muy bien este año “Atrapados”, “Furia”, “Post mortem: Nadie muere en Skarnes” o “La chica de Oslo”, muchos en torno a un tema siempre tristemente vigente como el terrorismo.

Arapados” de Baltasar Kormákur es un drama criminal que comienza con un escabroso descubrimiento: un cadáver mutilado hallado en las aguas de un fiordo. La investigación no ahorra temas espinosos como tráfico humano o la corrupción política.

“Furia” es un thriller que pendula entre la política y el terrorismo. Cuenta el objetivo de acabar con una célula terrorista de extrema derecha que quiere atentar en Europa para lo cual dos personas y cuatro identidades deberán hacerse cargo. Ragna es agente encubierta y Asgeir es un ex oficial de operaciones especiales con una nueva identidad.

Post Mortem” versa sobre una chica que aparece muerta aunque nada es lo que parece y tiene una segunda oportunidad, además de sed de venganza. La protagonista es un personaje peculiar que debe solucionar la crisis que vive la funeraria en quiebra de sus padres mientras oculta su como puede su vampirismo.

“La chica de Oslo” sigue la historia de una familia de viaje en Sinai, Egipto cuando el ISIS secuestra a la hija. Se trata de una diplomática noruega a la que los terroristas pondrán un alto precio para la liberación.

Dejá tu comentario

Te puede interesar