Política

WhatsApp aclara que no vende servicio para campañas políticas

Desde la empresa indicaron que la plataforma es "un servicio de mensajería privada y prohíbe estrictamente enviar mensajes en forma masiva". Explicaciones por su servicio corporativo.

La reunión que mantuvo el gerente de políticas públicas de Whatsapp con las autoridades de la Cámara Nacional Electoral despertó suspicacias respecto al uso del servicio de mensajería para las campañas políticas justo cuando el cierre de listas ya dejó todo listo para el proselitismo de cara a las PASO del 11 de agosto.

Una de las versiones que surgió de la reunión indicaba que Ben Supple, gerente de Políticas Públicas de WhatsApp, había reconocido que la empresa vendía envíos de chats para ser utilizados por los políticos.

Sin embargo, el propio Supple aclaró que “WhatsApp es un servicio de mensajería privada y prohíbe estrictamente enviar mensajes en forma masiva. Damos de baja dos millones de cuentas por mes por incurrir en ese tipo de violaciones, gracias a nuestros sistemas de inteligencia artificial y a los reportes de los usuarios”.

Al respeto, fuentes de la empresa sostuvieron que el uso para fines proselitistas está prohibido y que si se llegara a usar de esa manera, con un solo reporte de un usuario basta para que Whatsapp lo investigue e incluso puede dar de baja el número de teléfono.

Además, explicaron que “el servicio corporativo WhatsApp Business API es un producto desarrollado para grandes empresas, como por ejemplo aerolíneas y bancos, que necesitan un soporte tecnológico para comunicarse con sus clientes y darle servicios”.

CNE Whatsapp.jpg

En ese sentido, señalaron que el API es una plataforma a la que se entra a través de un servicio contractual, entonces los mensajes que aparecen siguen un modelo estandarizado.

De esta forma, no permite un servicio de comunicación libre con el cliente. No es que la empresa puede enviar un push up con ofertas porque para que la empresa puede interactuar con la persona, el cliente tiene que enviar voluntariamente un mensaje a través del ícono de Whatsapp que aparece en la página de la empresa.

En cuanto a lo que el propio Supple les dijo a las autoridades de la CNE sobre un servicio para municipios, desde la empresa aclararon que desde el año pasado se está llevando a cabo una prueba piloto con el gobierno de la ciudad de Buenos Aires, pero que este producto funciona de la misma manera que para una empresa por lo que hay un contrato que pauta cómo se puede utilizar y que su objetivo es brindar una plataforma de comunicación para brindar servicios a los vecinos.

Campañas de desinformación

En cuanto las noticias falsas que se viralizan a través del servicio de mensajería, desde Whatsapp aclararon que cuentan con muchas herramientas para detectar cómo se está comportando un número de teléfono.

“Si se detecta que desde un número se mandan cientos de mensajes en minutos, es claro que es un comportamiento automático. No es posible que una persona pueda enviar tantos mensajes”, explicaron.

Entre los cambios que introdujo Whatsapp para limitar las Fake News está la etiqueta de reenviado que permite identificar cuándo una información está siendo viralizada, hay límites para reenviar de hasta cinco contacto por vez y también se limita la cantidad de personas que se pueden agregar a un grupo de chat.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario