jueves 24.8.2017
Política
Reunión en San Pablo
sábado 5 de Agosto de 2017

Faurie: "Sin democracia no se puede ser miembro del Mercosur"

El canciller argentino, Jorge Faurie, destacó este sábado el "coraje" del gobierno de Uruguay por haberse sumado al consenso del resto de los países para apoyar la suspensión de Venezuela del bloque suramericano por violar el orden democrático y sostuvo: "Sin democracia no se puede ser miembro del Mercosur".

Además, en diálogo con los corresponsales de los medios argentinos en Brasil, el canciller alertó sobre el aumento de venezolanos que pueden llegar a la Argentina en caso de que agudice la crisis en el país de Nicolás Maduro.

Faurie respaldó la postura uruguaya de haberse sumado a la declaración surgida en San Pablo, en el cual los cancilleres de los países fundadores del bloque elevaron las sanciones a Venezuela.

"Hay que reconocer que es una actitud de coraje por parte de Uruguay, gobernado por un frente político asentado en valores de izquierda, y ser de izquierda también significa respetar las libertades, respetar el republicanismo y el respeto a los derechos humanos, frente a todo lo que ocurre en Venezuela", dijo Faurie.

El canciller destacó el respaldo del ex presidente José Mujica al mandatario Tabaré Vázquez en su posición frente a Venezuela, luego de que Uruguay fuera, dentro del Mercosur, el país que se negaba a sanciones mayores, por la posición dominante dentro del gobernante Frente Amplio.

Al repasar durante más de media hora la situación venezolana, el canciller reseñó el rol de Argentina frente a la crisis de Caracas y habló de un reposicionamiento en el poder de Venezuela que podría observar un crecimiento de la figura del ex vicepresidente Diosdado Cabello.

La solución, dijo ante una pregunta de Télam, "pasa por generar una transición, validada por un proceso electivo si es legítimamente convocado", en referencia a que la propia elección de una Asamblea Constituyente no respetó el llamado a un referendo escrito en la Constitución de 1998 de Hugo Chávez.

"No se puede inventar un sistema de votos como ahora; tendría que ser un sistema de sufragio universal, incluso con Maduro. Debe haber un proceso eleccionario legítimo y que durante él no se reprima, no se encarcele, pero Argentina no es la que pone condiciones", dijo.

Dijo que la Constituyente no respetó a la Constitución chavista "que era mostrada como el libro de Mao".

Apuntó también que grupos opositores han invitado a la Argentina a ser parte de posibles negociaciones con el gobierno, pero advirtió que existen nuevos movimientos entre los sectores del poder del gobierno tras la instalación de la Asamblea Constituyente que desconoce buena parte de la comunidad internacional.

El canciller argentino desestimó la posibilidad de un grupo de países "amigos" identificados con cada lado para negociar y apostó a interlocutores que puedan tener influencia real entre las partes, como el Vaticano o Cuba.

Insistió, además, en que la política que encarna actualmente Maduro "es de una dictadura".
Al citar las posibles salidas, usó el caso iraní para mostrar que una de las posibilidades es el reformismo dentro del mismo régimen.

La pregunta que ronda a la diplomacia argentina y del Mercosur es si existe o se está en el umbral de una guerra civil en Venezuela.

"Yo me pregunto, ¿cuándo se decide que hay una guerra civil? ¿Cuándo hay 100 o 150 muertos? ¿Cuándo pasa de 500? Es obvio que los enfrentamientos entre la población venezolana pasa por una confrontación entre hermanos. Es muy grave para la región, porque era una zona de paz con negociación para la resolución de los problemas sociales, siendo que Colombia cerró su historia de enfrentamiento interno", evaluó.

En todo momento, el canciller aclaró que el Mercosur no ha dejado de venderle a Venezuela, sino que este país, a causa de la crisis, "ha dejado de comprar", lo que explica en parte el escenario con escasez de alimentos y medicamentos. Se han cerrado o dejado de operar 11.000 empresas en Venezuela.

En ese marco, contó que 38.000 venezolanos arribaron en los últimos tiempos a Argentina y destacó que son altamente capacitados en tecnología, lo que le da al país una "masvalía", pero advirtió que ese número puede llegar a 60.000 en caso de que la situación social de agrave en el país caribeño.

7 comentarios