sábado 18.8.2018
Política
Modificaron el alegato del Estado
jueves 1 de Febrero de 2018

Gobierno desistió de acusar a ex fiscales Mullen y Barbaccia por el encubrimiento de la AMIA

"¿Encubrimiento del atentado a la AMIA? Sí y hay un juicio oral y público que se está terminando en el que los familiares somos querellantes. Los imputados son estos", describieron desde Memoria Activa.

Los abogados de la Unidad AMIA, que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos a cargo de Germán Garavano, no solicitaron penas para los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia en la causa por el encubrimiento del atentado contra la mutual judía. La repentina decisión conocida este jueves al inicio de los alegatos provocó malestar entre los familiares de las víctimas del ataque terrorista.

La actuación de la querella por parte del Estado en la causa por el encubrimiento de la AMIA fue anunciada por el abogado José Console en los tribunales federales de Comodoro Py. "No se ha podido arribar a una plena convicción de su participación en los hechos", sostuvo Console, al anunciar que la unidad que integra no coincidirá con la Unidad Fiscal del Investigación del atentado a la AMIA (que en este caso depende del Ministerio Público Fiscal), que solicitó 8 años de prisión para los ex fiscales.

En este juicio están siendo juzgados, además, el ex presidente Carlos Menem, el ex juez federal Juan José Galeano, el ex jefe de la SIDE Hugo Anzorreguy y el ex titular de la DAIA Rubén Beraja, para quienes si pedirá pena la Unidad AMIA.


 

En el juicio oral que lleva más de dos años se ventilaron dos grandes hechos: por un lado, el pago al reducidor de autos Carlos Telleldín para que diera una declaración falsa ante la justicia, y, por otro, el abandono deliberado de la investigación sobre el ciudadano de origen sirio Alberto Kanoore Edul, quien tenía vínculos con la familia Menem. "Los delitos endilgados muestran que los acusados se dedicaron a encubrir, desviar la investigación y procurar la impunidad de algunas personas en particular", sostuvo Console.

"Galeano se apartó del deber legal de un juez penal" al ordenar el pago a Telleldín para que modificara su versión de los hechos vinculado con el derrotero de la supuesta camioneta trafic utilizada para la perpetración del atentado, sostuvo. "Galeano ha administrado perversamente la investigación del atentado", agregó el abogado por parte del Estado, quien acusó al ex juez de ser autor del delito de peculado.

Cerca de las 13 el alegato de la querella del Estado fue interrumpido por los miembros del Tribunal Oral Federal 2 que dio lugar a un cuarto intermedio. Antes de la feria judicial, a fines del año pasado se había concretado el alegato de la UFI AMIA que pidió penas de hasta 13 años de prisión para los acusados y solicitó la absolución del ex comisario Jorge "Fino" Palacios, extitular de la Policía Metropolitana desginado por Mauricio Macri en la Ciudad.

En aquella oportunidad, la UFI AMIA pidió que los ex fiscales Mullen y Barbaccia condenados a 8 años de prisión e inhabilitación absoluta perpetua por su participación necesaria en los delitos de peculado, privación ilegal de la libertad agravada de los ex policías bonaerenses -reiterada en cuatro oportunidades- y coacciones.

Desde la agrupación Memora Activa repudiaron la decisión de no acusar a los exfiscales. "Hace rato que nos quedó claro que los intereses del gobierno nada tienen que ver con la verdad y la justicia. El alegato que Garavano quiere que presenten NO es el acordado por la mayoría de los abogados de la querella", afirmaron en las redes sociales.

"Concretamente, el MinJus sostuvo que 'por las razones que se expondrán, hemos de disentir (con la acusación de la fiscalía) sobre los imputados Mullen y Barbaccia entiendiendo que no se ha logrado arribar a una plena convicción de su participación en los hecho que se les imputan", revelaron desde la entidad.


0 comentarios