Economía

Advierten sobre reservas para el 2020

Según la consultora, en uno optimista, habría tiempo por un año para reestructurar la deuda.

Argentina, en un escenario pesimista, quedaría sin reservas para hacer frente a los vencimientos de deuda en mayo del 2020. Sin embargo, en un escenario optimista, podría tener aire durante todo el próximo ejercicio para poder encarar un proceso largo de reestructuración de deuda. Las conclusiones pertenecen al último informe de Consultatio, que asegura que el Gobierno terminará el 2019 agotando sus depósitos y que la renegociación con el FMI y los acreedores privados podría llevar algunos meses.

La consultora se pregunta ¿cuál es la capacidad que tiene el Gobierno de hacer frente a los servicios de deuda durante los primeros meses del año que viene? Según Consultatio, las reservas netas podrían terminar el año en u$s11.100 billones, con lo que a partir de ese momento irían variando en línea con todas las fuentes y necesidades de dólares de la economía. Para Consultatio “en un escenario pesimista, la capacidad de pago de la deuda en dólares en mayo de 2020. Mientras que en un escenario “normal”, las reservas internacionales alcanzarían para atender los pagos de deuda en todo 2020, período en el cual debería alcanzar acuerdos con el FMI y los acreedores privados.

Para el informe, en un escenario pesimista, el l FMI no hace ningún desembolso y el resto de los organismos no renuevan los vencimientos; mientras que en el normal, se logra un acuerdo con el Fondo Monetario, se concreta el desembolso de los u$s6.700 millones que restan del acuerdo stand by vigente. A la vez, el resto de los organismos renuevan los servicios de capital de la deuda, pero no los intereses. El informe proyecta además una balanza comercial de bienes y servicios con un superávit de u$s1.500 mensuales; en línea con el promedio de los últimos cuatro meses.

En cuanto a las necesidades de dólares, Consultario menciona que en los servicios de deuda del Tesoro Nacional, se contabilizan tanto las amortizaciones como los intereses de los bonos en moneda extranjera en manos de privados. Se incluyen tanto bonos en ley extranjera. También se suman las amortizaciones y los intereses de préstamos de organismos multilaterales y bilaterales; y los pagos de capital e intereses de la deuda provincial.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario