Política

Aeronáuticos lanzaron nuevo paro y Gobierno activa conciliación para evitar protesta

Guillermo Dietrich acusó a los gremios APLA y UALA de "atentar contra el sector aéreo y tomar de rehenes a los pasajeros". La ANAC solicitó la conciliación obligatoria ante Trabajo para destrabar la medida de fuerza. Nueva resolución para pilotos extranjeros, en el centro de la disputa.

La disputa entre los sindicatos aeronáuticos y el Gobierno sumó este martes un nuevo capítulo a la saga. Los gremios APLA (Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas) y UALA (Unión de Aviadores de Líneas Aéreas) anunciaron un paro de 48 horas para este jueves y viernes, provocando la inmediata reacción del Ministerio de Transporte que solicitó a través de la ANAC la conciliación obligatoria ante Trabajo para evitar la protesta.

El titular de la cartera, Guillermo Dietrich, había anticipado que el Gobierno analizaba las medidas a tomar para desactivar la protesta. Sin embargo, el funcionario apuntó contra los sindicalistas por sus actitudes “patoterieles” a la hora de convocar a un nuevo paro.

Lo cierto es que la nueva medida de fuerza fue lanzada por los gremios en contra de la política aerocomercial del Gobierno. En esta oportunidad, el punto de conflicto entre Transporte y los areonáuticos se desató por una resolución de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) que flexibiliza permisos a los pilotos extranjeros en el país.

En dialogo con la prensa, Dietrich ya había anticipado que la decisión del Gobierno era frenar el paro. Por lo pronto, ámbito.com le había consultado al funcionario si Transporte exigirá ante la Secretaría de Trabajo la conciliación obligatoria para que se levante la medida. Si bien el ministro había evitado dar definiciones concretas finalmente utilizó esa medida para desactivar la medida de fuerza.

Fuentes de la cartera de Transporte indicaron a este medio que la ANAC finalmente solicitó la conciliación obligatoria "para la creación de un ámbito formal de discusión cuyos resultados puedan resultar beneficiosos para la comunidad aeronáutica y la sociedad en general".

Guillermo Dietrich.
Guillermo Dietrich.
Guillermo Dietrich.

Desde la cartera consideraron que el paro de los aeronáuticos por la nueva resolución es irracional. En las oficinas que conduce Dietrich sostienen que la medida de la ANAC apunta a los pilotos argentinos que trabajaron en el extranjero para que revaliden su licencia de manera más ágil. “Antes demoraba 40 días y ahora sólo una semana”, apuntaron en los pasillos del Ministerio.

Asimismo, fuentes de Transporte señalaron que la resolución también habilita a pilotos extranjeros que llegan al país como instructores puedan brindar capacitaciones de manera “menos burocrática”.

Más temprano, Biró había salido con los tapones de punta contra el Gobierno por esta nueva medida. “Autoriza a volar a pilotos extranjeros que ni siquiera hablan español. Va a ser un plan de lucha muy profundo", lanzó el titular de APLA durante una conferencia de prensa en Aeroparque en la que anuncio el paro de 48 horas.

Sin embargo, el propio ministro Dietrich sostuvo que la resolución "no cambia en nada lo que sucede por lo que es totalmente falaz que se esté extranjerizando el trabajo".

"Estos personajes han hecho paro por las audiencias públicas de las rutas aéreas, por la llegada de las low cost, por la quita de la banda tarifaria. Además, hacen estas asambleas salvajes a las que ya nos tienen acostumbrados y ahora paran por una norma diciendo que hace algo que no hace", lanzó el ministro de Transporte.

En ese contexto, el funcionario apuntó contra los gremios “que quieren mantener sus privilegios” y que “atentan contra el sector aéreo y Aerolíneas Argentinas, tomando de rehenes a los pasajeros".

"Tenemos pilotos argentinos que están siendo suspendidos y despedidos, que no tienen posibilidad de trabajar en el país, mientras autorizan licencias de pilotos extranjeros para que nos reemplacen", se quejó Biró durante el anuncio de la protesta junto a Gerardo Trucco, titular de UALA.

Al margen de la disputa por los permisos para pilotos extranjeros lo cierto es que aún persiste el conflicto salarial con los gremios aeronáuticos. La semana pasada fracasó una reunión que Aerolíneas Argentinas mantuvo con los sindicatos debido a que la compañía estatal pretendía analizar el caso de los 376 empleados suspendidos y los gremialistas pusieron como condición para avanzar en las negociaciones anular esas sanciones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario