La niña: la variable que define la campaña de trigo

Agronegocios

El último informe emitido por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), una agencia de la ONU, destacó que se debe considerar una “persistencia tenaz” de La Niña, el fenómeno meteorológico que influencia en las temperaturas y las precipitaciones.

Esas con justamente las variables que ya están observando los productores trigueros de nuestro país, ya que aguardan el momento exacto para comenzar con la siembra de uno de los cultivos que más demanda tendrá en los próximos meses. La guerra entre Rusia y Ucrania le puso presión a los mercados y eso es justamente lo que confirmó el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) en su reporte acerca de los stocks globales. Por ahora el organismo no tocó la estimación de la producción y la exportación del trigo ucraniano pero vale la pena recordar que esas ventas al exterior serían un 47% inferiores a las del año anterior.

Con la tensión instalada en el Mar Negro y una sequía en India y Francia, resulta fundamental observar la situación climática para el trigo en nuestra región, donde la Niña lleva casi dos años instalada y todo parece indicar que ingresaremos en el tercer año consecutivo de condiciones no apropiadas para la producción agrícola.

Teniendo en cuenta esta situación y la posible afectación que tendría el estado del tiempo para el trigo, la Bolsa de Comercio de Rosario precisó que para esta campaña se sembrarían unas 700 mil hectáreas menos que hace un año. Totalizarían 6,2 M/ha, según la entidad rosarina. En la mente de los productores hay dos problemas: uno es la falta de gasoil y el otro es el estado del tiempo. Se podría decir que ambos están íntimamente ligados, porque si se registraran precipitaciones en las zonas productivas, sería necesario una buena cantidad de gasoil para avanzar con las tareas correspondientes.

En cuanto a cuáles serán las condiciones climáticas, Christian Garavaglia, meteorólogo y jefe de Redacción en Meteored Argentina, aseguró en diálogo con Ámbito que “el periodo del otoño climatológico, que va desde marzo a mayo, finalizó con La Niña más vigorosa desde 1950. El hecho de estar transitando una segunda temporada consecutiva en esta fase fría sorprende, dado que solo ha ocurrido 8 veces, pero lo mas sorprendente es que el fenómeno prácticamente no pierde fuerza”.

Dejá tu comentario