Buscan pruebas en una organización terrorista chilena

Ambito Nacional

Río Negro - La Policía rionegrina, como otras agencias federales -SIDE, Policía Federal, Gendarmería-, que investigan el atentado terrorista que en la madrugada del martes le costó la vida a un trabajador municipal, no descartaban la intervención de una organización chilena que se encuentra infiltrada en las comunidades mapuches de Chile y de la Argentina.

Según esta línea de investigación -confirmada a este diario por un estrecho colaborador del gobernador Miguel Saiz- se trataría del denominado Movimiento Mapu Lautaro, que en los últimos meses cometió atentados y asesinatos en el vecino país. Precisamente una colateral de esta organización denominada Brigada Internacional Insurreccionalista Rebelde de Jacinto Aráoz, que en febrero pasado se adjudicó el atentado en la empresa LAN de Neuquén. Ambas organizaciones, que se reportarían a una presunta coordinadora del terror conocida como Arauco Malleco, tendría vinculaciones con la ETA española y las FARC colombianas, según informes de prensa de diarios e informes policiales chilenos.

En tanto, el grupo anarquista internacional Liberación Total reivindicó también el atentado del martes, en el que murió un barrendero municipal, y lo asoció con la muerte de Diego Bonefoi, baleado por un policía el 17 de junio en Bariloche.

En su sitio web (liberaciontotal.entodas partes.net), la agrupación afirmó que «el núcleo Bonefoi-Carrasco de esta Brigada» realizó los «dos ataques con bomba contra la sede de la Escuela de Policía de Río Negro, en la ciudad de Cipolletti y la sede local de la compañía española Telefónica».

El propio intendente de General Roca, Carlos Soria, no descartó la posibilidad de que la bomba estallada en Cipolletti haya sido ejecutada por una «conexión local» de Mapu Lautaro que ya tiene antecedentes en la Argentina e incluso integrantes de su organización han sido arrestados en nuestro país por jueces federales, tanto en Buenos Aires como en Neuquén. Los investigadores locales indican que los explosivos -uno detonado frente a la Escuela de Cadetes de Policía provincial y el otro desactivado- guardan similitudes con los artefactos hechos estallar en el Banco Francés de la Capital Federal, lo que también se le atribuye a este grupo chileno, que fue fundado en 1983 por Guillermo Ossandón para realizar «acciones de propaganda armada en poblaciones y colegios, asaltos a sucursales bancarias, saqueos a farmacias, atentados explosivos e incendiarios en contra de medios de comunicación y asesinatos de efectivos de Carabineros y de Investigaciones», según un reporte hecho llegar por la Policía Internacional de Chile a sus pares argentinos en épocas recientes.

«La gente que preparó el artefacto no es de acá, tiene conocimiento y coraje a toda prueba y los implementos para armar artefactos pueden haberlos conseguido en la zona, pero transportar una garrafa en el baúl de un auto con un detonador a larga distancia no es usual ni fácil, no es para gente inexperta. Me parece que hay una conexión local y es gente que vino de afuera a preparar la bomba», dijo Soria, quien fue miembro de la Comisión Bicameral del Congreso que investigó el atentado a la AMIA, ex ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires y ex jefe de la SIDE de Eduardo Duhalde.

Dejá tu comentario