Ordenan a Valdés liberar cruce de médicos a Chaco

Ambito Nacional

Justicia hizo lugar a planteo de entidades chaqueñas. El correntino había fijado cuarentena para los que retornaban

La jueza federal de Resistencia, Zunilda Niremperger, hizo lugar ayer a un recurso de amparo presentado por la Federación Médica y la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Chaco: ordenó al gobernador de Corrientes, el radical Gustavo Valdés, que elimine la obligación que les impuso a los médicos correntinos que cruzan a tierra chaqueña para trabajar en hospitales públicos y privados de ingresar en una cuarentena estricta al retornar a su provincia, donde viven.

En esa línea, le pidió a Valdés que “arbitre las medidas necesarias para permitir a los profesionales médicos consignados en la demanda la libre circulación hacia esta provincia para la prestación de los servicios esenciales de salud en los establecimientos en que ellos se desempeñan, y su regreso hacia Corrientes”.

En medio de la pandemia, Nirempeger remarcó que “existen servicios esenciales que el Estado Nacional ha determinado que quedan exceptuadas de esas disposiciones, y el primero de ellos es el de atención de salud”.

“La decisión adoptada por la Circular 6/2020 trae aparejadas consecuencias directas e inmediatas sobre la salud pública de la región y por qué no de la Nación”, advirtió respecto de la medida de Valdés, según Diario21.tv.

“La medida de Corrientes no advierte la situación de salud de Chaco, como parte de la Salud Pública Nacional, en contraposición de las reglas básicas establecidas a nivel nacional para ‘garantizar´ la atención sanitaria y médica de la pandemia que nos afecta como Nación”, sostuvo.

El miércoles, Valdés había ordenado a médicos correntinos que cruzan a Chaco a trabajar -son cerca de 70- que cumplan con aislamiento “estricto, bajo apercibimiento de ley”, al retornar a su distrito de origen. “En el Chaco tenemos una problemática compleja”, argumentó Valdés, frente a los 67 casos de coronavirus que muestra la provincia vecina, y al hecho de que en Corrientes hay siete médicos infectados que trabajan en Chaco.

”Van a tener que estar en su domicilio, pero no van a poder ir a ningún lado de Corrientes, como si vinieran de un país extranjero”, dijo, y confirmó que le comunicó la medida a su par chaqueño, el peronista Jorge Capitanich.

La decisión del correntino cayó como un baldazo de agua fría en Chaco, por su impacto en un plantel de profesionales ya golpeado por los contagios con Covid-19.

Previamente a la resolución de la jueza, la administración de Valdés había defendido la medida restrictiva y anticipado su decisión de apelar la embestida judicial. “Este no es un conflicto -con el Gobierno del Chaco-; estamos trabajando de manera conjunta, pero en este punto yo no voy a dar el brazo a torcer, y esta va a ser la decisión del Gobierno de Corrientes”, dijo el mandatario.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario