7 de febrero 2019 - 00:03

Chubut: polémico decreto para echar extranjeros que delincan

La medida del mandatario fue rechazada por constitucionalistas, quienes expresaron que es una atribución del Estado federal. "No permitiremos delincuencia importada", dijo el ministro de Gobierno.

Duro. El decreto de Arcioni permite expulsar a extranjeros que hubieran sido condenados o se encuentren cumpliendo condena.
Duro. El decreto de Arcioni permite expulsar a extranjeros "que hubieran sido condenados o se encuentren cumpliendo condena".

El Gobierno de Chubut instrumentó a partir de ayer una serie de medidas para agilizar la expulsión y prohibición del ingreso a la provincia de ciudadanos extranjeros condenados que tengan antecedentes penales o condena no firme por delitos.

En esa línea, el gobernador Mariano Arcioni firmó el decreto que dispuso -a través del Ministerio de Gobierno- “la realización de aquellas medidas conducentes a la expulsión y prohibición de ingreso a la provincia de Chubut de ciudadanos extranjeros que hubieran sido condenados o se encuentren cumpliendo condena, que reúnan antecedentes penales o condena no firme por delitos cometidos en la República Argentina o en el extranjero”.

El ministro de Gobierno chubutense, Federico Massoni, defendió la iniciativa. “No podemos permitir la delincuencia importada”, dijo. Y remarcó que “la realidad actual de Chubut demuestra que el aumento del número de delitos está relacionado con la presencia en el territorio de ciudadanos extranjeros”.

En rueda de prensa, el ministro de Gobierno enfatizó además que “si bien todos los extranjeros que vienen a progresar y a establecerse con sus familias contarán con todo el apoyo, aquellos que tienen la intención de delinquir no van a poder ingresar a Chubut”.

El decreto del Gobierno chubtense indicó también en su artículo segundo que se impulsa “desde el Ministerio de Gobierno la gestión y formalización de convenios vinculados con acciones recíprocas y de colaboración con la Dirección General de Migraciones, dependiente del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Presidencia de la Nación”.

La medida dispuesta por Arcioni para Chubut (que tendrá elecciones el 7 de abril las PASO y 9 de junio las generales) disparó ya una fuerte polémica y fue tildada de presunta inconstitucionalidad, ya que una provincia -argumentaron- no tiene competencia en asuntos federales como son las relaciones exteriores.

En este sentido, el especialista Andrés Gil Domínguez señaló al medio Cadena 3: “Las provincias no tienen atribuciones para expulsar de su territorio a personas. Esto es una facultad del Estado federal y es inaceptable en el marco del sistema federal argentino”.

El constitucionalista agregó que con decisiones como la de Chubut, Argentina pasaría “a ser una confederación”, al tiempo que remarcó que el decreto de Arcioni “le puede traer consecuencias institucionales a la provincia”.

Sin embargo, la oposición chubutense no lanzó hasta ayer críticas, sumergidos en la campaña electoral.

Por un lado, el PJ sigue en negociaciones con el frente Chubut Somos Todos que lidera Arcioni para una eventual alianza que podría juntar a ambas fuerzas.

Para Cambiemos, en tanto, la situación es más incómoda, ya que el propio Gobierno nacional impulsa una ley que permita la rápida expulsión de los extranjeros que cometan delitos en el país.

Una iniciativa que tomó fuerza en enero con anuncios de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

“Este es un proceso que comenzó con el dictado de un decreto por parte del presidente de la Nación Mauricio Macri hace ya dos años. Ahora lo encabeza Migraciones y nosotros (el Ministerio de Seguridad) somos la fuerza de apoyo”, había asegurado Bullrich a principios de año.

Dejá tu comentario

Te puede interesar