Comenzó juicio por desaparecidos

Ambito Nacional

Santa Fe - El Tribunal Oral Federal (TOF) de la capital santafesina dio comienzo ayer al juicio contra el ex juez federal Víctor Brusa, por delitos cometidos en el marco de la represión ilegal en la provincia.

Brusa comenzó a ser juzgado junto al ex jefe del Destacamento de Inteligencia 122 Domingo Marcellini y cinco ex policías acusados de haber formado parte del circuito represivo provincial.

El funcionario judicial está acusado de obligar a personas detenidas a firmar declaraciones bajo tortura y fue procesado en febrero de 2005 por los delitos de privación ilegítima de la libertad agravada, vejaciones, apremios ilegales, coacción, tormentos y asociación ilícita.

Al inicio de la audiencia comenzó a darse lectura a las imputaciones contra los enjuiciados, como parte de un trámite que demorará al menos dos días, antes de las cuestiones preliminares que se puedan plantear y a la declaración de los imputados.

Al frente del procedimiento está el tribunal integrado por Roberto Manuel López Arango, Carlos Renna y Andrea Alberto de Creus y el proceso tendrá una duración aproximada de cuatro meses, en un total estimado de 40 audiencias, que se realizarán los lunes y martes, y los miércoles de por medio.

El inicio del juicio tuvo una hora y media de retraso ya que, luego del pedido de la defensa del coronel retirado Marcellini, el Tribunal Oral Federal resolvió suspender la lectura de la acusación fiscal en contra del único imputado con cargo militar, que se encuentra internado en Mendoza, hasta tanto no se tenga una respuesta oficial sobre su estado de salud.

Además del ex juez Brusa y de Marcellini, enfrentan el juicio el ex comisario Héctor «Pollo» Colombini; el ex jefe de la Guardia de Infantería Reforzada Juan Calixto Perizotti, la ex carcelera policial María Eva Aebi, el ex jefe del Comando Radioeléctrico de Santa Fe y de la Comisaría Cuarta Mario José Facino, y el ex integrante del D2 de la Policía Eduardo «Curro» Ramos.

En reclamo de justicia, cientos de manifestantes marcharon por la mañana hacia las puertas de los tribunales: hubo fuerte presencia de militantes de derechos humanos, ciudadanos, dirigentes gremiales de AMSAFE, CTA y ATE, y también de organizaciones de izquierda como la Federación Juvenil Comunista, el Movimiento al Socialismo y el Movimiento de Liberación Territorial.

«No puedo decir que éste sea un día de alegría, se van a renovar los profundos dolores que muchísima gente vivió. Pero después de tantos años y de tantas luchas, sobre todo de las Madres, de Abuelas y de los organismos de derechos humanos, esto llega a su fin», comentó frente al palacio la vicegobernadora Griselda Tessio, que actuó como fiscal federal en las causas que ahora se revisan judicialmente.

Dejá tu comentario