Alerta en seis provincias por fuerte suba de contagios

Ambito Nacional

Santa Cruz, Tierra del Fuego, Salta, Jujuy, Santiago del Estero y Río Negro muestran preocupantes índices en los últimos días. El interior había anticipado que se esperaban picos para mitad de agosto.

La relajada postal que hace un mes parecía exhibir buena parte del país en relación al control de los contagios de coronavirus, dio un drástico giro en los últimos días para convertirse en centro de tensión sanitaria.

Mientras que la región del AMBA sigue liderando por número de casos las estadísticas nacionales, distritos como Tierra del Fuego, Río Negro, Salta, Jujuy, Santa Cruz y Santiago del Estero se vieron obligados a redoblar las acciones para controlar el avance de los contagios y, por ende, volver a restringir las actividades habilitadas en la idílica etapa de “nueva normalidad”.

Tierra del Fuego es uno de esos casos. Allí, el gobernador Gustavo Melella tomó nuevos recaudos con los repatriados a raíz del rebote que hubo en el distrito, que pasó de tener la situación controlada a estar al borde de llegar a los mil casos. En esa línea, a partir de los próximos vuelos que lleguen a la provincia, sólo podrán embarcar en el punto de partida quienes muestren el comprobante del pago del hotel donde deberán permanecer catorce días en aislamiento.

“Somos una provincia aerodependiente y dialogamos para traer un vuelo de carga a fin de evitar el desabastecimiento de medicamentos y otros insumos médicos”, dijo Melella y destacó el trabajo articulado con Aerolíneas Argentinas.

En Santa Cruz, en tanto, a pocos días de ser declarada por Nación como zona de transmisión comunitaria, los casos continúan multiplicándose. Hasta el momento, hay 538 pacientes con el virus activo y de ese total 463 pertenecen a la capital santacruceña, 66 a El Calafate, 4 a Puerto San Julián, 4 a Río Turbio y uno a Perito Moreno.

Salta, en tanto, cuadriplicó los casos en los primeros nueve días de agosto. En lo que va del mes, el distrito gobernador por Gustavo Sáenz tuvo más contagios que en todo julio y superó los 500 contagios en el acumulado. El epicentro es el norte, donde la administración salteña debió blindar la frontera con Bolivia, ante el colapso del sistema de salud de ese país, y reforzar los hospitales de Tartagal.

Del mismo modo, la gestión de Sáenz enfrenta diferentes situaciones en todo el territorio, y decidió caracterizar al territorio provincial en distintas zonas o fases, según la situación epidemiológica. Cabe destacar que hay departamentos que hasta el momento no han reportado casos, como Cachi, Molinos, San Carlos, La Poma, Guachipas y La Candelaria, que están en Zona 1. La Zona 3, la más comprometida hasta ahora, incluye a Tartagal y Colonia Santa Rosa.

Las complicaciones en el norte son miradas con atención por Gerardo Zamora en Santiago del Estero, que superó la barrera de los cien contagios. “Hoy estamos en una situación epidemiológica muy complicada, y no hay margen para incumplir ninguna de las medidas preventivas, que son obligatorias, para evitar una más fuerte propagación del virus”, dijo el gobernador. Y pidió a los santiagueños “no circular fuera del hogar si no es estrictamente necesario, así como evitar cualquier contacto estrecho con personas que no sean los familiares convivientes”.

También renovaron las alertas en Río Negro, que superó los mil casos. El foco está en Gral. Roca, segunda ciudad de la provincia gobernada por Arabela Carreras. En esa localidad se registraron tres muertes en las últimas horas y concentran refuerzos al sistema de salud.

Dejá tu comentario