Economía del Conocimiento: activan aliento en Santa Fe

Ambito Nacional

La provincia de Santa Fe, mediante las Leyes 13.944 y 14.025, adhirió a la Ley nacional 27.506 que dispuso el Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento, estipulando diversos beneficios fiscales. Pero los que se aplican a nivel provincial deben disponerlo las jurisdicciones adheridas.

El Poder Ejecutivo santafesino acaba de dictar el Decreto 181/22 reglamentando el régimen para que los posibles beneficiarios gocen de las dispensas de los tributos locales en la jurisdicción.

La Ley 14.025 dispuso que los beneficios del régimen tengan estabilidad fiscal y estableció que la misma se refiere a la exención en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos, Impuesto Inmobiliario e Impuesto de Sellos, siempre y cuando las empresas se encuentren inscriptas en el Registro Provincial de Beneficiarios de la Economía del Conocimiento, cuyo manejo queda en manos de la Administración Provincial de Impuestos (API).

Como consecuencia de ello, el decreto antes citado estipula el procedimiento para la inscripción en el registro provincial, disponiendo los requisitos para acceder a la misma: estar radicados y desarrollar sus actividades en el ámbito de la provincia; tener canceladas o regularizadas las deudas por tributos establecidos en el Código Fiscal y/o en leyes tributarias especiales, encontrarse inscriptos en el Registro Nacional de Economía del Conocimiento y cumplimentar con la solicitud establecida.

Escenario

La inscripción deberá ser aprobada por resolución conjunta de los Ministerios de Producción, Ciencia y Tecnología y de Economía, verificando la inscripción en el Registro Nacional de Economía del Conocimiento.

Como puede advertirse es preciso estar inscripto en el registro nacional y en el provincial. Sin embargo,esta condición no es suficiente. También debe desarrollarse alguna de las actividades enumeradas en el listado que contiene el decreto como admitidas o reconocidas para acceder a los beneficios.

El abanico de actividades promovidas es amplio, pero pueden mencionarse como grandes rubros: Software y servicios informáticos y digitales; Producción y postproducción audiovisual; Biotecnología, bioeconomía, biología, bioquímica, microbiología, etc.; y Servicios geológicos y de prospección, entre otros.

Aún restan las disposiciones que el decreto delega en el Ministerio de Economía para dictar las normas operativas, técnicas y de ejecución para aplicar el régimen promocional, sin ponerle un término para cumplir con el dictado de las mismas.

Dejá tu comentario