Grave: paro total en la producción de petróleo y gas

Ambito Nacional

 Neuquén (de nuestra agencia) - Unos 3.000 trabajadores -de sus 22.500 afiliados- del sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro y Neuquén dejaron ayer sus puestos de trabajo y en improvisada asamblea decidieron realizar un paro total de actividades en los yacimientos de toda la Cuenca Neuquina que abarca a las provincias de Mendoza, Neuquén, La Pampa y Río Negro. La conducción gremial que encabeza Guillermo Pereyra, hasta ayer un aliado de los Kirchner y con teléfono rojo con el ministro Julio De Vido, decidió ponerse al frente de la protesta ante la posibilidad de que sea superado por los reclamos. También adhirieron a la medida de fuerza los empleados jerárquicos y los camioneros que responden a Hugo Moyano -socio gremial de Pereyra- que transportan el crudo y el gas licuado desde los yacimientos hasta las destilerías y otras bocas de procesamiento. La medida de fuerza se tomó por el despido de 226 operarios que suman a otros 100 ocurridos desde que se dictó la conciliación obligatoria hace un año. A esto se suma la parálisis de otros 2.000 petroleros que cobran el básico de convenio que les significa una reducción salarial del 60 por ciento. Si bien técnicamente el paro comenzó a la cero hora de hoy, los operarios fueron dejando los yacimientos escalonadamente a partir de las 20 de ayer.

Paradójicamente, ayer, el gobernador neuquino Jorge Sapag firmó un acuerdo para construir un gasoducto en la zona de producción vitivinícola (ver aparte) junto a su par de Río Negro, Miguel Saiz, quien posteriormente emprendió un viaje a Washington para firmar acuerdos con el BID. Tanto este último como Sapag han mantenido una política de alianzas con Cristina de Kirchner, aunque el gobernador del Neuquén ha endurecido el tono con respeto al Gobierno central. Sin embargo, Sapag, quien se esmera en aclarar que no va a romper el diálogo con la administración central, no pudo imponer totalmente su criterio -lucha por lograr un sendero de precios que haga previsible y rentable la actividad para las empresas- en la reunión de la OFEPHi (club de las provincias petroleras cuyo mandatarios, en su gran mayoría, se alinean con el Gobierno central, incluido el chubutense Mario Das Neves) que se realizó en San Carlos de Bariloche a fines de la semana pasada. Los mandatarios tenían previsto acercarle hoy a De Vido las tibias conclusiones de ese cónclave, pero sin que se dieran mayores explicaciones el encuentro de primer nivel fue cambiado por una reunión de los equipos técnicos.

Anoche, desde el Ministerio de Planificación se hicieron ingentes llamados para demorar o atenuar la medida de fuerza pero desde el gremio se le contestó que la única manera de frenar el paro era atendiendo la demanda de los trabajadores que le impusieron la agenda.

Dejá tu comentario