Alcaldes opositores diseñan plan para reemplazar fases

Ambito Nacional

El grupo que lleva adelante está propuesta está integrado por intendentes radicales y del PRO que van en busca de una mayor autonomía en la toma de decisiones ya que consideran que el sistema de fases sirvió durante un tiempo y para determinados distritos, pero que no tiene mucho resultado en el interior.

A cien días de la implementación del sistema de fases, un grupo de intendentes bonaerenses de Juntos por el Cambio trabaja en un plan “superador” para presentarle al ejecutivo provincial y así reemplazar el esquema actual.

“Estamos tratando de acercar una propuesta basada en una serie de indicadores que nos permita a los intendentes tomar decisiones cotidianas”, asegura en diálogo con Ámbito uno de los jefes comunales que forma parte del armado opositor.

La idea, según le reveló a este medio, es poder estar un paso delante de la pandemia ya que “los datos conocidos siempre son la consecuencia de lo que pasó 15 días atrás. Necesitamos algunos modelos predictivos. No es algo fácil. Pero necesitamos encontrar aportes desde la ciencia que ayuden a tomar una decisión sobre lo que está pasando en el momento”.

El programa nació a partir del disparador de lo sucedido en Tandil, el distrito que hace dos semanas decidió correrse del sistema de fases y adoptar una modalidad propia. La actitud del intendente Miguel Ángel Lunghi no cayó bien en el ejecutivo provincial quien ya tomó medidas al respecto (ver aparte).

“No se trata de semáforos o fases sino con tomar decisiones en el territorio. Poder evaluar de primera mano la situación de las camas ocupadas, si hay un brote, saber si está contenido o hay circulación comunitaria. Si la cantidad de casos es parte de un geriátrico o una comisaría, poder actuar de manera focalizada. La idea es poder trabajar en conjunto. No vamos en contra de la Provincia, sostiene.

El grupo que lleva adelante está propuesta está integrado por intendentes radicales y del PRO que van en busca de una mayor autonomía en la toma de decisiones ya que consideran que el sistema de fases sirvió durante un tiempo y para determinados distritos, pero que no tiene mucho resultado en el interior.

“Estamos trabajando en una idea con perfil. Sabemos que si es algo superador, como lo consideramos, el gobierno lo va a considerar porque tienen que tener la mirada de los intendentes. Los datos que nosotros tenemos muchas veces no se pueden pasar. Porque no se trata de apretar un interruptor. Hay una sensibilidad que tiene muchos matices. Se trata de manual de procedimiento”, agrega.

Desde su inicio, el sistema de fases fue criticado por diferentes intendentes de la oposición. Lunghi, Héctor Gay (Bahía Blanca) y Jorge Macri (Vicente López) fueron algunos de los que dejaron en claro su posición contraria y reclamaron por la autonomía en las decisiones.

Ayer, incluso, los alcaldes de ese sector político se reunieron en San Miguel para comenzar a trazar la hoja de ruta política de la mano de un armado territorial con intendentes. La intención es contemplar las aspiraciones individuales y blindar el territorio ante un eventual desembarco de un candidato porteño. Pero más allá de lo político, los intendentes analizaron la situación actual, la pandemia y el impacto de la crisis en sus municipios. Con matices, coincidieron en una crítica a las autoridades provinciales y nacionales con quienes, aseguran, “cada día cuesta más trabajar en equipo”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario