Interna UCR: elección que podría torcer el rumbo de la oposición

Ambito Nacional

El oficialismo partidario confirmó la fórmula con la que enfrentará al intendente de San Isidro en una disputa que proyectará rearmado de JXC.

La interna radical va tomando forma. Y en definitiva, se instala como la única elección de este año con claro rebote a nivel nacional. Y es que la puja por el comité bonaerense, sin dudas, terminará por marcar el rol definitivo de una oposición, enmarcada en Juntos por el Cambio, que hoy gira entre varios interlocutores pero sin un liderazgo claro.

La imagen bonaerense de la oposición hoy recae en María Eugenia Vidal (quien en la madrugada de ayer reveló que dio positivo por Covid-19). Sin embargo, desde su salida del Ejecutivo, la exgobernadora limitó su exposición y esto no dejó satisfechos a una parte de Juntos por el Cambio.

En ese marco, la oposición en su conjunto empieza a confirmar el movimiento de fichas de acuerdo a lo que será la renovación de las autoridades del comité bonaerense de la Unión Cívica Radical (con fecha probable para diciembre) en una interna que no sólo cambiará la presidencia provincial sino que además terminará de perfilar qué tipo de oposición quedará formulada de cara a las elecciones de medio término de 2021.

El saliente Daniel Salvador, exvicegobernador bonaerense, dejará su lugar con la intención de que el oficialismo pueda prevalecer con la línea que pretende darle continuidad a la actual conformación de Juntos por el Cambio y que lleva como candidato al presidente del bloque de Diputados provincial, al marplatense Maximiliano Abad y como vice a Érica Revilla (intendenta de General Arenales), con el fin de conformar a los jefes comunales propios.

El oficialista del partido lanzó una solicitada con una gran convocatoria de nombres que expone un fuerte apoyo de parte de los intendentes del interior. En esta lista, incluso, figuran Víctor Aiola (a cargo de Chacabuco) y Miguel Fernández (jefe municipal y presidente del Foro de Intendentes Radicales), quienes en su momento también mostraron deseos de presidir el comité en algún momento.

Pero no todo el interior está con la lista de Abad. Justo cuando parecía que la batalla se iba a dar entre dos apareció un grupo nuevo llamado Radicales Buenos Aires, quienes en los últimos días presentaron a las autoridades actuales del comité “un documento en el cual aporta una serie de ideas y acciones que considera necesario implementar en los próximos tiempos desde el Radicalismo provincial”.

Se trata de un conjunto de intendentes de la quinta con Maximiliano Suescún (Rauch) y Carlos Santoro (General Madariaga) y algunos exintendentes y consejeros escolares. “Es una agrupación que busca meterse en la elección con el fin de arreglar algún puesto en la conducción”, aseguran fuentes consultadas por este medio.

Del otro lado de la grieta interna, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, sigue sin confirmar su compañero de fórmula. Y como oposición partidaria la intención es, como suele afirmar, terminar con el “radicalismo servil” que representa según su parecer el radicalismo de hoy. La intención principal, de ganar la elección, no es cortarse solos sino hacer una alianza más abierta y a la vez más selectiva. Con peronistas como Emilio Monzó pero sin la pata más reaccionaria como Patricio Bullrich o Fernando Iglesias.

Desde el possismo saben que en el interior tienen una parada difícil pero que la fuerza del conurbano es imbatible para ganar la elección.

Lo que queda claro es que quien salga ganador no sólo se convertirá en la cara del radicalismo en la Provincia sino que también proyectará el nuevo armado para una oposición futura.

Dejá tu comentario