“Los inversores necesitan que el gobierno de turno respete y cumpla las reglas de juego”

Ambito Nacional

Diálogo con el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez (Movimiento Popular Neuquino), durante su participación en el ciclo Ámbito Debate.

Omar Gutiérrez está apurado. Su fugaz viaje a Buenos Aires incluye una decena de reuniones en Casa Rosada, pero se hace el tiempo para explayarse con generosidad durante una entrevista con Ámbito. El desarrollo de la provincia y la oportunidad para atraer nuevas inversiones en materia energética, entre sus principales objetivos. Veamos:

Periodista: ¿Cuáles fueron los cambios que se introdujeron durante la pandemia para poder sostener la actividad energética en la provincia?

Omar Gutiérrez: Creo que la sustentabilidad y el desarrollo tiene que ver con adaptarse a los distintos cambios. En ese sentido, nosotros tuvimos una época muy difícil, durante la pandemia, en la cual era más barato cerrar los pozos que conectar y vender, cuando el precio del petróleo cayó prácticamente a cero. Pero nos abrió la posibilidad de salir y colocar nuestra producción en el mundo, con lo cual pudimos llegar a Europa y los Estados Unidos, y constatar la calidad de nuestro recurso. Luego se fue reconfigurando la situación, con la guerra de Rusia y Ucrania. Esto generó, una suba exponencial de commodities y productos alimenticios, y en este sentido, Neuquén siguió avanzando. En la cuenca neuquina se siguió avanzando con las inversiones. Y acompañando al mercado interno, tuvimos la oportunidad de empezar a exportar.

P.: ¿Cuál es el nivel de exportación?

O.G.: Hemos llegado a mercados muy exigentes. Actualmente se exporta el 6% del gas y el 17% del petróleo que se produce en Vaca Muerta.

P.: ¿La guerra en Europa puede traducirse en una oportunidad para el mercado de hidrocarburos argentino?

O.G.: Es difícil hablar de oportunidad porque la causa es una guerra. Eso generó nuevas posibilidades y oportunidades. Y el sector hidrocarburífero es una posibilidad. Tiene, por un lado, la oportunidad en el mercado local, y tiene una posibilidad de consolidarse en el mercado regional. Y luego, como lo hacemos con el petróleo, darle desarrollo al mercado internacional. Hay que comprender que hay una oportunidad de escalar con el petróleo y el gas. Hay una posibilidad y un horizonte muy importante, que las compañías están viendo y profundizando.

P.: ¿La infraestructura para el transporte va de la mano del crecimiento de la actividad?

O.G.: Es muy importante la construcción de la primera etapa del gasoducto Néstor Kirchner, y es fundamental renovar anticipadamente la concesión a Oldelval para que se construya un oleoducto adicional hacia Bahía Blanca, que requiere de una inversión de 600 millones de dólares. Hay que apurar el desarrollo de Vaca Muerta, hay que acelerar el ritmo de inversiones, para que la cuarta reserva mundial de petróleo y la segunda de gas rinda la totalidad de su potencial.

P.: Días atrás viajó a Houston, Estados Unidos, para sellar un acuerdo con Chevron. Allí, además, mantuvo contacto con inversores del sector. ¿Cuál es la mirada que tienen esos inversores sobre la Argentina?

O.G.: Necesitan certezas, reglas de juego estables y competitivas internacionalmente. Reglas de juego, tal que el Gobierno de turno las respete y las cumpla: entendiendo al Gobierno y la oposición de turno. Los actos de gobernanza, para que impacten de manera positiva, tenemos que respetar las reglas de juego y consensos básicos. Y tienen que tenerse en cuenta las reglas de juego de todo el mundo. Tenemos un recurso de calidad constatada que es vaca muerta. Las reglas de juego, en una industria como la hidrocarburífera, necesitan de ciertas simetrías, para no producir distorsiones para decidir dónde invertir. Esto es importante y la provincia es un ejemplo de construir consensos y acuerdos para fomentar las inversiones. Si a un privado le va bien, a la provincia le va bien.

P.: ¿Cómo se empalma el desarrollo de la actividad hidrocarburífera con el proceso de transición energética?

O.G.: Son compatibles. Hay falta de información de parte de quienes somos actores de la industria. No hemos sido claros en aclarar que el gas es el motor de la transición energética. El gas es elemento y recurso de transición energética, en la medida en la que abordemos el desarrollo de un recurso sustentable. La transición energética no es solo el desarrollo de una energía limpia, es un proceso continuo.

P.: ¿Cómo se articula lo público y lo privado en la actividad hidrocarburífera?

O.G.: Las empresa ha depositado mucha confianza en Neuquén, y para ello fue fundamental el trabajo articulado entre actividad pública y privada que se lleva adelante en la provincia, sin grietas y siempre en búsqueda de consensos. Hay que entender que la gobernanza de un país o una provincia es responsabilidad del oficialismo pero también de la oposición. Los inversores necesitan certezas y reglas de juego claras, que se mantengan en el tiempo cualquiera sea el Gobierno de turno.

P.: La discusión por la actualización del precio del barril criollo es otro de los reclamos de las provincias productoras.

O.G: Se está trabajando, hubo adecuaciones de surtidor y tiene que ver con establecer la participación de los distintos actores de la industria y la comercialización. La situación del mundo es difícil y eso requiere que los actores de los sectores económicos del país consensuemos objetivos de corto, mediano y largo plazo. Es imperioso que se construyan acuerdos y consensos de mediano y largo plazo.

P.: También hay un reclamo concreto de las provincias patagónicas por una tarifa diferencial en el precio de los combustibles.

O.G.: Sí, es un acto de estricta justicia que Neuquén vuelva a tener la Tarifa Comahue, ya que actualmente la provincia genera un 45% de la energía hidroeléctrica, pero somos perjudicados porque pagamos por el transporte a Buenos Aires y luego a Neuquén nuevamente, cuando la estamos produciendo a pocos kilómetros.

Dejá tu comentario