Mendoza: se fue otro funcionario y se agrava la crisis de gabinete

Ambito Nacional

Mendoza - La renuncia del ministro de Seguridad, Carlos Aguinaga, desató una grave crisis política en el gobierno del justicialista Celso Jaque, que ahora se quedó sin aliados en el Parlamento provincial por la rotura con el Partido Demócrata. En tanto, ayer renunció el director de Derechos Humanos, Pablo Salinas -abiertamente enfrentado con los ex funcionarios de la cartera de Seguridad-, supuestamente por orden del gobernador.
En un texto con fecha de ayer, Salinas fundamentó su dimisión de la siguiente manera: «Fue recién durante el gobierno de Néstor Kirchner el momento en el cual el estado democrático logró avanzar en la anulación del perverso sistema de impunidad», reza el documento.
«Debo también confesar que la presencia de una persona acusada de crímenes contra la humanidad como parte del gabinete del Ministerio de Seguridad, constituyó un duro revés para esta política. Sin embargo, a pesar de ello, decidí continuar en la gestión, gracias al apoyo de los Organismos de Derechos Humanos, y con la perspectiva de que todos aquellos que participaron de la dictadura militar no pueden ser parte de un gobierno popular y democrático», explicó Salinas respecto de la presencia de Carlos Rico como secretario de Seguridad, quien también renunció el miércoles.

* Reemplazo

En Derechos Humanos asumirá Alfredo Guevara, ex director del Organismo Técnico y Criminológico. De todas maneras, Salinas seguirá en el gobierno provincial como abogado en las causas de crímenes de lesa humanidad donde el Estado es querellante.
A poco de haber cumplido su cuarto mes de gestión, el gobierno de Jaque sufrió su primera crisis de gabinete en un área sensible como de la seguridad, al tiempo que perdió al Partido Demócrata -al que pertenece el ex titular de Seguridad- como su principal aliado político.
El alejamiento de los demócratas obliga ahora al gobierno a replantear su política de alianzas en la Legislatura, donde mantiene roces con las otras fuerzas políticas.
Asimismo, se generó una grave crisis entre los demócratas, con duras críticas al presidente Omar De Marchi, sobre la estrategia de realizar una alianza con el gobierno justicialista. El desconcierto sobre la renuncia de Aguinaga abonó la reacción del sector interno opositor a De Marchi y que siempre rechazó el acuerdo con el PJ. Como consecuencia de este «fracaso», exigieron la renuncia a De Marchi a la presidencia del PD.
Por otra parte, el nuevo ministro, Carlos Ciurca (PJ), asumirá el próximo lunes a las 9. En tanto, el titular de gobierno, Juan Marchena, se hará cargo interinamente de la cartera de Seguridad.

Dejá tu comentario