Polémica por la inflación llegó a la canasta navideña

Ambito Nacional

Mientras los gobernadores avanzan con lentitud en la confección de las tradicionales ristras de productos navideños económicos, los centros de almaceneros de las provincias salieron a cuestionar en los últimos días la verosimilitud de la maquillada canasta con un 7% de aumento -a 11 pesos- promocionada por el polémico secretario de Comercio nacional, Guillermo Moreno.

A la espera de una pauta que emanara desde la Casa Rosada, hasta ahora el grueso de los mandatarios no oficializó su propuesta barata para poblar la mesa navideña y domar así el impacto de la inflación.

Por de pronto, los relevamientos provinciales indican un incremento en los precios de los alimentos y bebidas de la Navidad de al menos entre un 20% y un 35%.

A menos de un mes de las fiestas, entre los pocos Ejecutivos que lanzaron una canasta se encuentra el radical Ricardo Colombi, en Corrientes.

En este caso la oferta es por 49,90 pesos (contra 40 pesos de 2010, un 24% más) e incluye 10 productos, que serán comercializados en alrededor de 50 supermercados. La iniciativa fue acordada entre el Ejecutivo del nordeste y dirigentes empresariales, y rige hasta el 31 de diciembre.

Estratégico, Colombi prometió bonificaciones en la tarifa de energía y sobre la alícuota que se paga de Ingresos Brutos para los supermercadistas que adhieran.

«El precio real de esta canasta en algunos casos está en el orden de los 80 pesos, con lo cual estamos hablando de descuentos que superan el 35%», promocionó el ministro de Hacienda, Enrique Vaz Torres. «Se incluyeron primeras marcas», aclaró el titular de la Cámara de Supermercados y Autoservicios de Corrientes, Carlos Irigoyen.

En tanto, la semana pasada oficializó su canasta económica chaqueña el Gobierno del justicialista Jorge Capitanich, tras el acuerdo de rigor con los supermercados. Es de 80 pesos (contra $ 60 del año pasado), lo que representa una suba del 33,3%. Como en 2010 tiene 8 productos, pero -aseguran- con «marcas de mejor calidad».

La oficial

En la vereda nacional, Moreno pregona -acuerdo mediante con las principales cadenas de supermercados- una canasta económica con un incremento de sólo un 7% respecto de la de diciembre de 2010 (que la eleva a 11 pesos), y que incluye un pan dulce, turrones, garrapiñadas y una sidra. La oferta contempla también otras dos canastas: intermedia y premium.

Según el funcionario, serán ofrecidas «a partir de la segunda semana de diciembre en los supermercados a nivel nacional y regional, y cadenas de supermercados orientales». De acuerdo con los distintos supermercados, las canastas económicas costarán entre $ 16 y $ 20, incluyendo productos de segundas marcas.

El polémico secretario de Cristina de Kirchner también habló de un presupuesto de 100 pesos para armar una cena navideña para cuatro personas, aunque con productos del Mercado Central.

Pero la estrategia de Moreno fue fuertemente cuestionada en los últimos días por centros de almaceneros del interior del país.

Por caso, el gerente del Centro de Almaceneros y Minoristas de Mendoza, Juan Carlos Nieto, remarcó que «no existe la canasta navideña de 11 pesos». «Es una mentira total, una aberración», castigó. «No sé dónde comprará él (Moreno) la comida: con cien pesos pueden comer sólo dos personas», agregó.

Con esa mirada coincidió, desde Entre Ríos, el extitular de Almaceneros José Marchetta. «Con 100 pesos quizás puedan comer dos personas; eso alcanzaría para una sobremesa con productos básicos para una familia tipo», recalcó, y destacó que para los comerciantes minoristas es «imposible» conseguir sidra a 3 pesos, ya que -por caso- el precio de costo es de 4 pesos en Paraná para el caso de las de «regular calidad».

«Los datos que da Moreno casi siempre están desactualizados, desinflados, alejados de la realidad», disparó, en esa línea, el titular del Centro de Almaceneros de Paraná, Pablo Romero.

Por su parte, el presidente de la Federación de Autoservicios, Almacenes, Supermercados y Polirrubros bonaerenses, Enrique Salvador, advirtió primero que resultará «muy difícil» conformar la canasta navideña con un incremento del 7% porque la inflación en los alimentos está en el orden del «25 por ciento» anual. No obstante, tras una conversación con Moreno, prometió luego una «canasta propia» barata.

En Rosario, en tanto, el presidente del Centro Unión de Almaceneros y Autoservicios de la ciudad, Rubén Milito, remarcó que una sidra de 750 mililitros de segunda marca, «más o menos tomable» se ubicará «como muy barata», en el orden de cinco pesos por botella. También estimó que una canasta navideña de cinco o seis productos de fabricación local, que hace un año rondaba los 20 pesos, escalará ahora «a entre 30 y 35 pesos».

Y cuestionó la cena para cuatro a 100 pesos con la que sueña Moreno. «Una modesta mesa para cuatro podía estar el año pasado en el orden de los 150 pesos y con un incremento del 25 por ciento este año costará entre 190 y 200 pesos», graficó.

Con todo, se conocieron los primeros anuncios de canastas alineadas con Moreno. Por caso, en Bahía Blanca, una cadena de supermercados -de la Cooperativa Obrera Limitada- ya ofrece una lista con 9 productos navideños por 21,28 pesos, con un incremento del 7% respecto de 2010 y de común acuerdo con la Secretaría de Comercio de la Nación.

Dejá tu comentario