Perotti negocia Presupuesto para cerrar año y encarar pospandemia

Ambito Nacional

El gobernador santafesino busca ordenar apoyos legislativos y tener la semana próxima la pauta de gastos aprobada. Embates contra ministro Saín y tensión con socialismo marcan la agenda.

En medio de una tormenta política que tuvo un nuevo pico la semana pasada, el gobernador santafesino Omar Perotti busca terminar el año con el Presupuesto 2021 aprobado, en un trámite que se inició en el Senado local con negociaciones no sólo con la principal oposición del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS), sino hacia adentro, con senadores peronistas que vienen de disparar con “fuego amigo” al mandatario.

La pauta de gastos, así, apunta a representar un cierre de año también desde el punto de vista político, para relanzar gestión en 2021. El jueves pasado, la Cámara alta provincial sorprendió al dar curso a dos leyes con que buscaron golpear al ministro de Seguridad santafesino, Marcelo Saín: una que pone la lupa en fondos reservados para operativos especiales y otra sobre incompatibilidad de cargos, que le disparan directamente a uno de los funcionarios clave de Perotti.

La jugada necesitó del aporte de senadores PJ, comandados por Armando Traferri. El sector justicialista del Senado ya le había traído dolores de cabeza a Perotti antes de asumir, al avalar el Presupuesto 2020 elaborado por el FPCyS sobre el final de su gestión.

Por eso, en el oficialismo de Santa Fe negociaban ayer para tener un fin de año en calma, con la participación activa de Marcos Corach, secretario de Articulación de Políticas Públicas. La intención es que la semana próxima el Presupuesto llegue a Diputados para la última sesión ordinaria del año.

“Estamos de acuerdo en los puntos principales, no debería haber problemas para aprobarlo. Necesitamos cerrar un año difícil, no solo por la pandemia”, mencionaron desde el gobierno santafesino a Ámbito.

Las principal traba pasa por la implementación del Programa Incluir, ideado por Perotti, una iniciativa de apoyo territorial en barrios vulnerables que reemplazaría a un proyecto emblema del socialismo que lidera el FPCyS: el Programa Abre. El cambio Incluir por Abre es también parte de la puja entre Perotti y Lifschitz, el exgobernador que maneja el bloque mayoritario en la Cámara de Diputados.

También buscan limar cuestiones ligadas a las facultades extraordinarias para el Ejecutivo, aunque la negociación en ese punto parece encaminada.

Asimismo, en cuanto al endeudamiento, la gestión de Perotti ya busca fondos con fines específicos para obras de infraestructura, y aún tiene potestad para utilizar la autorización legislativa de la Ley de Necesidad Pública, que aprobó unos $57.000 millones y hasta el momento hizo uso por menos de $20.000 millones.

Aquella ley, que agrupó emergencias bloqueadas en primera instancia en la Legislatura, fue una de las primeras señales de oxígeno para el gobernador, en una tregua con la oposición ya en plena pandemia. Ahora, esa disputa volvió a aflorar, y si bien en el oficialismo creen que el Presupuesto terminará aprobándose, quedarán sin sanción otros proyectos impulsados por el Ejecutivo, en especial los que se refieren a temas de seguridad (con reforma policial incluida), uno de los temas más sensibles en la provincial.

En Santa Fe, mencionaron que el foco de la pauta de gastos 2021 está en “el cuidado de la salud, la atención de la pandemia en todas sus manifestaciones -económica y social- y la recuperación del entramado productivo para reducir la pobreza y la desocupación”.

“El resultado económico es superavitario y asciende a $57.441,95 millones. Por su parte, si bien el resultado financiero es negativo en $8.647,03 millones, en moneda constante disminuye 18 % en relación al estimado en el Presupuesto actual”, afirmaron en el mensaje.

Dejá tu comentario