Gobernadores salen a reforzar ayuda a afectados por segunda ola

Ambito Nacional

Axel Kicillof lanzó un combo de medidas de carácter social y productivo, con una inversión local de $70 mil millones. Anuncios de Gildo Insfrán en Formosa incluyen una suerte de "ATP" provincial.

La trepada de contagios por la segunda ola y las nuevas restricciones que comenzaron a adoptar algunos gobernadores derivaron en el anuncio en las últimas horas de medidas provinciales de asistencia -de corte social y productivo- para reforzar el blindaje sobre los sectores más afectados por la pandemia.

Tras el DNU sanitario de Alberto Fernández del pasado viernes, los primeros en dar ese paso fueron el mandatario bonaerense Axel Kicillof y su par de Formosa, Gildo Insfrán. Pero el lote se ampliará en el corto plazo, al ritmo de los nuevos cierres que por el momento intentar eludir en otros distritos pero que aparecen en el horizonte cercano.

Kicillof tiene a parte de su territorio en estado de “alarma epidemiológica” y viene de adherir de lleno al DNU presidencial, con restricciones potenciadas por la amenaza de multas. Insfrán en cambio no tiene ciudades con ese status pero ordenó el pase a Fase 1 -de aislamiento social, preventivo y obligatorio- hasta el 15 de mayo de la capital provincial y de Clorinda, la segunda en importancia.

Sin poder contar hasta el momento con los auxilios del Ingreso Familiar de Emergencia(IFE) y del Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) como en 2020, ambos mandatarios salieron a reforzar la asistencia a los sectores más afectados con medidas de corte local.

En el caso de Buenos Aires, el combo contempla una inversión de 70 mil millones de pesos, con el objetivo -dijo Kicillof- de “complementar los planes nacionales y asistir a los sectores más perjudicados por la pandemia”.

“En medio de la segunda ola, desde la Provincia seguimos apoyando a quienes más lo necesitan”, sostuvo ayer por su parte el ministro de Hacienda y Finanzas bonaerense, Pablo López.

Los anuncios incluyen, entre otros ejes:

una suba de la jubilación mínima y de las pensiones asociadas del 35%,

la ampliación de programas del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad, que suma al Servicio de Alimentación Escolar a 300 mil beneficiarios y alcanza así a 2 millones de niños y adolescentes,

el incremento del número de beneficiarios del programa Envión para capacitación y formación (hoy reciben ese beneficio monetario 35.000 jóvenes y se propone llegar a 50.000).

el destino de un 50% más del presupuesto para la compra directa de alimentos,

el lanzamiento de una nueva edición del Fondo de Cultura y Turismo por 500 millones de pesos,

la ampliación del programa Preservar Trabajo, con el objetivo de ayudar a sostener el empleo y atender más actividades, especialmente a los sectores más afectados por las restricciones,

la puesta en marcha desde el Banco Provincia de una nueva línea de crédito destinada a la compra de materiales para mejorar viviendas y obras pequeñas, y

la ampliación del programa REPYME y el fortalecimiento de los planes que promueven el consumo en comercios de cercanía.

A ello se suma -remarcan- la promulgación de la ley de Fortalecimiento Productivo, con una moratoria general de impuestos patrimoniales para 3 millones de contribuyentes y 3.800 Pymes, y de la que crea el régimen de monotributo simplificado para un millón de bonaerenses.

En el caso de Formosa, por su parte, el ministro de Gobierno, Jorge Gónzález, precisó que Insfrán dispuso otorgar un complemento de emergencia al salario, que consiste en destinar “una suma a mil trabajadores registrados por las empresas que hayan percibido la ayuda ATP nacional correspondiente a diciembre 2020, de conformidad al listado obrante en la ANSES”.

“También se concederá una amplia moratoria, diferimiento del pago de los anticipos del impuesto a los ingresos brutos por 90 días y suspensión de las ejecuciones fiscales por deudas tributarias hasta el 30 de junio para todos los contribuyentes” todo ello de conformidad a la reglamentación que establecerá la Dirección General Rentas”, remarcó. Y anunció que la Provincia “destinará una partida presupuestaria para el subsidio de tasas de interés y el pago de capital de préstamos o cualquier otra política financiera y comercial que se ejecute a través del Banco de Formosa S.A”.

En esa línea, el ministro de Economía, Hacienda y Finanzas, Jorge Ibáñez, destacó que el complemento de emergencia es una suerte de “ATP provincial”, destinado a trabajadores registrados “que habían sido beneficiados, en situaciones idénticas a éstas, con el programa nacional”.

“Con la base de datos de la ANSeS, el Gobierno provincial articulará el ATP provincial para los trabajadores, a través de una suma que se va a destinar a los que se vean impedidos de poder trabajar por estas nuevas medidas sanitarias adoptadas”, sostuvo.

También se incluyen -según lo destacado por la Agencia de Noticias Formosa- a las cooperativas de trabajo, con un subsidio para cada uno de sus beneficiarios.

Las medidas de asistencia serán financiadas -afirmó Ibáñez- con recursos que representan “un gran esfuerzo” del Tesoro provincial.

Dejá tu comentario