Intendentes opositores se rebelan y piden más independencia en la toma de decisiones

Ambito Nacional

En vísperas de lo que será una nueva extensión de la cuarentena, los alcaldes de Juntos por el Cambio exigen más autonomía. Algunos ya aseguran que avanzarán sin autorización.

Los intendentes están molestos. Y ya lo empezaron a hacer notar. En vísperas de lo que será el anuncio con el que presidente Alberto Fernández renovará mañana la extensión de la cuarentena, decidieron elevar el tono de voz y declarar, sin tapujos, su descontento con las medidas nacionales y su consecuente lineamiento provincial.

La queja principal tiene que ver con las diferentes realidades que habitan en la Provincia. Más allá de que la zona del AMBA cuenta con una aceptación general del aislamiento social, preventivo y obligatorio, muchos alcaldes están cansados de la situación de “constante sometimiento”, como referenció en voz baja un jefe municipal de Juntos por el Cambio, y de que les bajen el precio. En este último sentido, fue Jorge Macri quien salió a pedir “que se respete más el rol del intendente”.

Y agregó: “Yo que conozco el pueblo y fui elegido, tengo que pedirle a la Provincia, para que le pida a la Nación, para que le vuelva a responder a Provincia, y ellos después me respondan a mí. Es interminable”.

No es el único. El malestar incluye hasta a algunos intendentes oficialistas, a quienes les preocupa de qué manera les repercutirá en las elecciones de 2021 la baja económica que conlleva la propagación del covid-19 y su consecuente aislamiento.

Sin embargo, donde la rebelión toma más fuerza es en el interior. Allí varios jefes de distrito de la oposición salieron a dejar en claro que viven una realidad completamente distinta a la del AMBA. “Kicillof recorrió toda la Provincia en el Clío, pero con eso no alcanza para saber cómo es la vida cotidiana por acá”, dice un intendente de la sexta.

Hasta cuándo vamos a seguir así? Tiene sentido seguir estirando el aislamiento? Cuál es el plan para atacar el pico de la curva? Ustedes también se hacen estas preguntas?”, publicó el martes a la noche el alcalde de Olavarría, Ezequiel Galli. La exposición fue acompañada con una encuesta con dos opciones: “Sigamos aislados” o “Basta de aislamiento”. Claro, la consulta, que de seguro no tuvo los resultados esperados (poco más de la mitad de mostró a favor de terminar con la cuarentena), fue estratégicamente hecha después de comunicar la acreditación de los sueldos. Pero los vecinos no se lo dejaron pasar: “Paga cuando quiere y le agradece a Stuppia (N.de.R.: a cargo del Sindicato de Trabajadores local). Con razón el Sindicato no defiende a los trabajadores ante los recortes de sueldo”.

A pocos kilómetros, más precisamente en Tandil, el municipio decidió pasar por alto a la provincia y se comunicó con Nación para ver la posibilidad de autorizar el turismo comunitario. “Le acercamos al ministro Kulfas el proyecto, las recomendaciones sanitarias y la propuesta que trabajamos con gastronómicos, porque lo que nosotros creemos u esperamos, y apelamos al buen criterio, este caso del Estado nacional, es que la Argentina tiene una enorme diversidad en esta situación epidemiológica”, aseguró Marcela Petrantonio, secretaria de Desarrollo Productivo y Relaciones Internacionales del municipio.

Horas después, el intendente Miguel Ángel Lunghi fue categórico: “No se respeta la autonomía económica, política, cultural y social. Respetamos el DNU presidencial, nos tenemos que manejar con la Provincia y es lo que hemos hecho. Esperaremos unos días más y si no tenemos una contestación positiva abriremos sin autorización”.

Un poco más al sur, Guillermo Montenegro elevó un nuevo pedido a la Provincia para que en Mar del Plata se habiliten las actividades deportivas. El pedido se da después de un fuerte reclamo que llevaron adelante los deportistas locales. En concreto, el intendente busca la habilitación de actividades acuáticas, de alto rendimiento y urbanas. “No tenemos ningún elemento objetivo para decir que tenemos circulación viral en Mar del Plata pero de todos modos seguimos trabajando como si la hubiera”.

Pese a que dejan en claro que se trata de un acto de rebeldía, el Foro de Intendentes Radicales de la Provincia trabaja en un documento para presentarle al gobernador con el fin de hacer valer más la autonomía de los municipios a la hora de la toma de decisiones. “Necesitamos más independencia. Tanto el gobernador como el presidente necesitan entender que hay distritos en los que se puede manejar la situación de otra manera”, sostiene un jefe municipal radical.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario