Vacunas: Buenos Aires celebra avances y oposición pide mayor presencia local

Ambito Nacional

Más de 400 mil turnos el fin de semana y más de 100 mil inmunizados por día. Esperan avanzar con menores de 40 antes de fines de junio.

El ejecutivo bonaerense lanzó el sábado pasado la campaña de vacunación libre, sin turno previo, para mayores de 70 años. Y el resultado fue un éxito. Envalentonados, la plana mayor de la Provincia salió a enmarcar el logro conseguido y hasta se animó a ponerle fecha a lo que sería un nuevo hito en el cronograma de vacunación local.

“Antes de fin de mes vamos a estar vacunando a muchas personas menores de 40 años”, aseguró ayer en diálogo con Radio 10 el ministro de Salud, Daniel Gollán. La Provincia, pese a que no lo dice puertas para afuera, tiene un objetivo claro: terminar primera en la carrera por la inoculación general. Sobre todo, por delante de la Ciudad de Buenos Aires. “Probablemente a futuro vayamos expandiendo la vacunación libre, pero hoy es solo para esa franja etaria (ya se vacunaron más de 1500 mayores de 70)”. Y en la comparativa con el resto de las provincias y en clara dirección a CABA, manifestó que “si hay gente de otra jurisdicción que se tiene que anotar en la Provincia, es porque la otra jurisdicción tiene el problema”.

Los 400 mil turnos brindados durante el fin de semana representaron una gran aceleración para el cronograma de vacunación provincial. “Nuestro proyecto es ir con heladeritas, casa por casa, a vacunar a los que no se inscribieron. Muchos carecen de computadoras en sus casas para inscribirse, otros no se animan. Ya lo vimos con la gripe: si vamos a buscarlos, se vacunan”, agregó Gollán.

Con el calendario electoral en marcha, tras la votación en Misiones, el Grupo Dorrego salió a presionar a la Provincia para que se los tenga en cuenta a la hora de vacunar. Es que los intendentes del PRO no se quieren quedar afuera de la foto sanitaria, un elemento que podría dar buenos resultados electorales. Y en ese marco, pidieron “no perder el tiempo, agilizar y efectivizar el plan de vacunación, utilizando los recursos disponibles desde l Estado”. Y que para esto es “imprescindible que la Provincia convoque a los municipios para que esas vacunas se apliquen”.

Para esto, los intendentes ponen a disposición los Centro de Atención Primaria (CAPs), como los recursos humanos con los que cuentan en cada distrito en pos, según aseguran, de lograr un mejor manejo de la situación sanitaria.

Covaxin

El plan de vacunación bonaerense entró en una etapa de mayor actividad justo después de una fuerte caída de en el promedio diario semanales de casos (un 10 por ciento con las restricciones) y del anuncio realizado por el gobernador Axel Kicillof sobre la firma de un contrato con India para la provisión de 10 millones de vacunas Covaxin que, de ser aprobadas en Argentina, se extendería por 5 millones más para distribuir en todas las provincias.

Sin embargo, dicho acuerdo, también generó opiniones encontradas. “Lo de Kicillof fue casi inentendible, teniendo en cuenta que está anunciando una vacuna que para que llegue, India tiene que resolver el problema sanitario que es más grave que el de la Argentina y el laboratorio tiene que tener autorización de exportación y disponibilidad de vacunas”´, sostuvo el diputado provincial de Juntos por el Cambio, Daniel Lipovetzky. Y añadió: “Lo veo a Kicillof diciendo ‘yo vacuné a una Ciudad de Buenos Aires y media’ y hay que decirle al gobernador que no es él el que vacuna sino el Estado bonaerense, sino uno recuerda el absolutismo de Luis XIV: ‘El Estado soy yo’”.

Ayer, el gobernador justamente volvió apuntar los cañones contra la vereda de enfrente: “Algunos medios opositores y la oposición se ocupan o parece que gozan con cada dificultad, relatan el partido siempre del lado del virus”, dijo.

Dejá tu comentario