24 de mayo 2021 - 00:01

Provincias buscan que el confinamiento no desmorone proyecciones económicas

Gobernadores esperan que restricciones duras sean por tiempo limitado. Temor por riesgo de impacto directo sobre finanzas.

Panorama. Las provincias adhirieron a las nuevas restricciones dispuestas por el Gobierno nacional para frenar el avance de los contagios.

Panorama. Las provincias adhirieron a las nuevas restricciones dispuestas por el Gobierno nacional para frenar el avance de los contagios.

La adhesión, esta vez por completo, de las provincias al DNU que estableció un confinamiento hasta el 31-M para alcanzar una drástica reducción de los contagios de coronavirus obligó a los gobernadores a reforzar las ayudas económicas para los sectores afectados por la parálisis de esta segunda etapa de la pandemia.

“Veníamos recuperando lentamente algo de lo resignado en 2020, y ahora volvemos a tener que ajustar el cinturón”, se lamentó un ministro de Economía de unas de las provincias centrales que pidió un “esfuerzo fiscal nacional” para compensar parte de los nuevos auxilios.

En rigor, el entusiasmo de los estados subnacionales creció entre enero y abril por el impacto positivo en los envíos de coparticipación (termómetro de la actividad económica general) y por el buen ritmo de la recaudación propia de cada distrito.

Controles

Los auxilios están, en mayor o menor medida, destinados a los rubros gastronómicos, comercios y pymes, con foco en la eximición de ingresos brutos y líneas de crédito a tasas muy accesibles, ente otros beneficios.

El rojo pleno con el que se pintó el mapa a raíz de la estrepitosa suba de los casos y de las muertes por covid-19 la última semana reorientó la estrategia inicial de muchos mandatarios que habían intentado esquivar las primeras restricciones a la luz de la todavía amesetada curva de contagios.

Pero, fundamentalmente, la resistencia de los gobernadores se explica en el temor de que un confinamiento como el de 2020 termine desmoronando las proyecciones económicas, justo en medio de un año electoral que plebiscitará sus gestiones.

El viernes, Axel Kicillof centró su mensaje ante los medios en la ratificación de que no se aplicarán retenciones de ingresos brutos a sectores como restaurantes, bares, establecimientos deportivos y jardines maternales. Y confirmó que se suspenden los embargos judiciales.

No fue el único. Días atrás, el santafesino Omar Perotti y el pampeano Sergio Ziliotto anunciaron beneficios y subsidios focalizados en turismo, gastronomía, deportes y esparcimiento.

A su vez, el fueguino Gustavo Melella dijo que se implementará una línea de créditos destinados al sector privado. Mientras que la rionegrina Arabela Carreras dispuso, entre otras medidas, eximir del pago del componente provincial de monotributo a todas las categorías provinciales, eliminar los montos mínimos a pagar de ingresos brutos, así como también la suspensión del cobro de patentes y el inmobiliario. Además, habrá una ayuda extraordinaria de $100 millones para el turismo, $100 mil para instituciones deportivas y $40 millones para los sectores vinculados con la actividad cultural.

El Gobierno de La Rioja, por su parte, anunció la instrumentación de $200 millones en asistencia directa a comerciantes, hoteleros, gastronómicos y pago de salarios de trabajadores registrados.

Dejá tu comentario

Te puede interesar