Testigo complicó a policía acusado

Ambito Nacional

Neuquén - Un testigo acusó ayer al policía Darío Poblete de haberle disparado un cartucho de gas lacrimógeno contra el parabrisas de su camioneta durante la actuación policial en una marcha en la que fue muerto el docente Carlos Fuentealba.
El testimonio de Hernán Ulloa se convirtió en el más comprometedor para el único imputado por el crimen del maestro neuquino durante la primera audiencia del juicio oral iniciado ayer.
Ulloa relató al Tribunal que el 4 de junio del año pasado participó de la marcha docente en la Ruta Nacional 22 en cercanías del Paraje Arroyito. «Me tiró de frente un cartucho de gas lacrimógeno que rompió el parabrisas de mi camioneta», aseguró.
Dijo que «cuando nos bajamos con otro compañero les recriminamos a los policías por qué nos habían disparado y uno de ellos me dijo que disparó porque 'me tiró el auto encima'».

 Relación

El testigo vinculó esa expresión del policía con el ataque sufrido instantes antes al auto donde viajaba Fuentealba, quien recibió un cartucho de gas lacrimógeno en la cabeza disparado a corta distancia que le causó la muerte.
El testigo identificó sin dudar a Poblete como el autor del disparo contra su camioneta y quien se manifestó en estos términos. «Es el señor de camisa rosa», dijo señalando al policía en la sala de audiencias.
A pedido de la defensa se efectuó un reconocimiento de Poblete, a quien le hicieron colocar un casco de las fuerzas antimotines como el utilizado el día de la represión.
La ronda de testigos culminó con la declaración del secretario general de la Asociación Trabajadores de la Educación -ATEN-, Marcelo Guagliardo.

Dejá tu comentario