A rodar

Autos

• La Argentina es un país misterioso. No logra terminar de salir de una crisis para sumergirse en otra. Suele encabezar rankings mundiales en los que es mejor pasar desapercibido como el de inflación, niveles de tasas de interés o de presión impositiva. Aun así, genera una seducción que hace que, pese a todos esos males, las empresas sigan apostando. Tal vez atraiga esa rebeldía contra la normalidad. El sector automotor es un buen ejemplo. Toyota acaba de anunciar que aumentará la fabricación de su pick-up Hilux; hay varios proyectos de nuevos modelos para entrar en línea de producción y, cuando el periodista escarba para ver qué hay bajo la superficie, siempre encuentra algo. Por suerte, esta vez, bueno. El dato viene en esta oportunidad de la mano de Renault. Había un rumor circulando desde hace algún tiempo sobre los planes de esta compañía de radicar una nueva inversión en la planta de Córdoba. Pero lo novedoso es que no sería en un nuevo modelo de vehículo, sino que ingresaría en el rubro de autopartes. El jueves pasado, la marca francesa lanzó el nuevo utilitario Kangoo Express que se produce en la planta de Santa Isabel. Durante el evento, Ámbito Financiero tuvo la oportunidad de hablar con el presidente de la terminal, Luis Peláez Gamboa. Qué mejor que el N° 1 de la automotriz para chequear la información.
• El ejecutivo confirmó los planes de desembarcar en la producción de piezas. "Tenemos varios proyectos que van a consolidarse a partir de 2020. Concretamente, estamos analizando tres que son muy interesantes. La evaluación se hace tanto desde el punto de vista de factibilidad económica como técnica. Estamos haciendo números, como se dice habitualmente. Es posible que tengamos, entonces, la fabricación de piezas de importancia en Córdoba", explicó. La idea de la compañía es ingresar en la producción de autopartes de gran porte. Cuando se habla de esto, se piensa en motores o cajas de cambios. Eso es lo que hace, por ejemplo, Volkswagen también en Córdoba. Allí produce desde hace años cajas de cambio manuales. Acaba de anunciar una inversión de u$s150 millones para un nuevo modelo de transmisión y tiene en planes de hacer, también en ese establecimiento, cajas automáticas. Fiat fabricó, en esa provincia, motores y tiene previsto volver a producir autopartes. Es una inversión que reveló el presidente Mauricio Macri. También General Motors fabrica motores en la planta de Santa Fe. Esta política de algunas terminales de volcarse a la producción de piezas tiene un doble objetivo. Por un lado, ayuda a mejorar los niveles de integración local. En el caso de Renault, por ejemplo, su objetivo es llevar a cerca de 35% el contenido local de las piezas para la nueva Kangoo y entre 40% y 45% para la futura pick-up Alaskan. Pero también porque permite un producto de alto valor, en relación con el costo total de un auto, para la exportación. En el caso de Volkswagen, llegó a producir casi un millón de cajas en Córdoba. Esto también significa ingreso de divisas genuinas. La idea de la compañía de origen francés es fabricar esta autoparte sin ningún socio. Hay que recordar que en la planta de Santa Isabel tiene en ejecución una inversión de u$s600 millones en conjunto con Nissan y Mercedes-Benz para las pick-up.
• Hablando de Volkswagen, ya fue publicado el interés de esta automotriz de producir camiones en el país si se modifica la forma de computar los vehículos de este segmento en el régimen con Brasil. La idea de la terminal es armar vehículos pesados en la planta de General Pacheco y ayudar a mejorar el Flex de la empresa, el coeficiente que mide el intercambio comercial con ese país. Todo indica que no logrará su objetivo y tendrá que buscar otras formas para corregir su desequilibrio. Lo bueno, tanto para VW como para las otras marcas que están excedidas, es que se extenderá el plazo para cumplir con la meta exigida. Vence en 2020, pero en la próxima reunión de los dos gobiernos, que se hará en unas semanas, habrá "fumata blanca".

Dejá tu comentario