15 de agosto 2023 - 00:00

Inversión clave para el sector

El gigante taiwanés de semiconductores TSMC anunció este martes una inversión de 3.800 millones de dólares para construir una planta en Alemania, un proyecto que reforzará al continente europeo en este sector industrial estratégico.

Se espera que las inversiones totales en la fábrica, la primera de TSMC en Europa, superen los 10.000 millones de dólares, con el “firme apoyo de la Unión Europea y el gobierno alemán”, reza un comunicado.

TSMC controlará el 70% del proyecto y trabajará con tres socios europeos, la neerlandesa NXP y las alemanas Infineon y Bosch, cada una con una participación del 10%.

La construcción de la planta comenzará en la segunda mitad de 2024.

Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC) es un actor clave en el sector ya que controla más de la mitad de la producción mundial de microchips.

Se espera que la planta alemana empiece a producir a finales de 2027 y genere unos 2.000 puestos de trabajo directos, detallaron las empresas.

Esta inversión “muestra que Alemania es un país atractivo y competitivo, en particular cuando se trata de tecnologías claves, como la microelectrónica”, declaró el ministro de economía alemán Robert Habeck.

crisis

Golpeados por la crisis energética desatada por la invasión rusa de Ucrania, Alemania y sus aliados occidentales buscan a toda costa reducir su dependencia a países como China y aumentar la producción nacional de componentes estratégicos, como los semiconductores.

La ambición de la Unión Europea con su llamada “Ley de chips” es aumentar la cuota europea en la producción mundial de semiconductores, hasta el 20% en 2030.

En un mundo cada vez más dependiente de la tecnología, estos chips son necesarios para alimentar todo tipo de aparatos, desde máquinas de café hasta misiles.

Dejá tu comentario

Te puede interesar