El agro lidera exportaciones con casi 80% del total

Campo

Liberación inédita de cueros crudos (con dudas); más restricciones al paso entre provincias, termina la cosecha 19/20 y se afianzan las exportaciones del campo. También, se acentúa la inseguridad y los reclamos, mientras se define la producción que viene, que implica las divisas que van a entrar el año que viene.

*…que, con casi el 80% de los U$S5.060 millones que se exportaron durante el pasado mes de mayo, el sector agroindustrial argentino (Productos Primarios -PP-, y Moas -Manufacturas de Origen Agropecuario) justificó el grueso del ingreso de divisas del país (más de U$S3.970 millones), y también del acumulado de casi U$S6.600 millones de saldo comercial positivo de los primeros cinco meses del año. Es que si bien hubo caídas, tanto en precios como en volúmenes, las ventas al exterior lograron más que compensar la muy fuerte caída de la importaciones, pero también la baja perfomance de las exportaciones de bienes industriales, que apenas alcanzaron los U$S700 millones. Y, si bien los resultados eran previsibles (aún antes de la pandemia), la tendencia se puede llegar a acentuar lo que permitiría superar, incluso, los casi U$S16.000 millones de saldo comercial positivo del año pasado, lo que podría ocurrir, además, si se acelera la reactivación del comercio que ya se está dando en los países del Hemisferio norte que van saliendo de las restricciones de sus respectivas cuarentenas, lo que va fortaleciendo algunas cotizaciones que se habían desplomado. A esta altura, además, y con la cosecha 19/20 a punto de finalizar, se sabe también que los volúmenes exportables del año serán similares a los del ´19, pero con precios menores, al menos en la primera parte del año. La situación tampoco permite prever un cambio significativo en las áreas de producción del ciclo 20/21 que ya comenzó con un área de trigo apenas superior a las de los dos ciclos previos, mientras que el maíz y la soja se deben definir en las próximas semanas, pero con expectativas no demasiado alentadoras, excepto en la dupla trigo-soja de 2º que es la que aparece más atractiva.

*…que, con heladas de magnitud y una seca que sigue agudizándose en buena parte del país agrícola, lo que complica las labores de siembra en algunas regiones, la producción sigue ajustando números en forma casi diaria, ya que los márgenes de las distintas actividades continúan achicándose. En el NOA, sin embargo, parece que las legumbres van a pegar el gran salto en esta campaña, dadas las cada vez más bajas posibilidades de los granos de verano como el maíz y la soja, muy afectados en esa región por el alto costo de los fletes camioneros que, directamente, los sacan de competencia. En base a esto, sorprendió la paralización que habrían registrado las demoradas obras del FFCC Belgrano Cargas, clave para la salida de las cosechas en forma más económica, que se habría registrado los últimos días, según consignan los locales. Sin embargo, no estaría ocurriendo los mismo con las legumbres, en especial porotos (rondan los U$S 800 por tonelada, dicen en la zona), y con los garbanzos, con muy buena demanda de varios países de la región (excepto Brasil, muy complicado económicamente) e, incluso de Europa y hasta de Asia alentados, en parte, por cambios de dieta que se produjeron a partir de las cuarentenas y con el aumento de las comidas caseras.

*…,que mientras se conmemoraba ayer el Grito de Alcorta, levantamiento de pequeños colonos arrendatarios en 1912, durante la presidencia de Roque Saenz Peña, y que dio lugar luego a la conformación de la Federación Agraria Argentina, siguen sin aquietarse las aguas en el sector agropecuario tras el caso Vicentín, que sacudió los cimientos de varias organizaciones rurales obligando a reacomodar los “discursos”, tal el caso del ex titular de Federación Agraria, Eduardo Buzzi, que debió “blanquear” su relación de asesor parlamentario con Emilio Monzó (no se sabe ahora con quien sigue al retirarse Monzó del Congreso), o del ahora titular del ente público INAES, el mendocino Carlos Iannizzotto, que sigue reteniendo la titularidad de la entidad cooperativa Coninagro, uno de cuyos ejes es la poderosa cooperativa ACA, que aparece como entre los principales afectados por la deuda de Vicentín. Así, el dirigente que en un primer momento se mostró totalmente a favor de la postura del Gobierno Nacional respecto a la intervención/expropiación de la aceitera, tuvo que cambiar rápidamente ante el no acompañamiento ni de la poderosa ACA, ni de otras agrupaciones cooperativas, así como de su propio vicepresidente, el santafesino, Norberto Niclis, lo que dejó al descubierto las profundas diferencias en el seno de la entidad agropecuaria, que lo obligó a cambiar rotundamente el discurso, no sin antes reunirse con el propio presidente Alberto Fernández, para explicarle la cuestión.

*…que, para los productores, además, sigue escalando el problema de destrucción de granos en silobolsas y distintos tipo de ataques a la propiedad privada, lo que mereció cantidad de comunicados de prensa al respecto, reclamando el accionar de las autoridades. Uno de ellos, firmado por una treintena de organizaciones, incluídas las siete bolsas de comercio y de granos, destaca que “Estos episodios han aumentado en los últimos meses, tanto en frecuencia como en peligrosidad, por lo cual creemos necesario que la situación debe tener una respuesta rápida de las autoridades para brindar seguridad y proteger la propiedad privada. Esta situación resulta inadmisible, en tanto destruye y atenta contra el trabajo y el esfuerzo de la comunidad agroalimentaria nacional”, según suscriben además, Ciara, la Sociedad Rural Argentina, la Cámara Algodonera, o la Mesa de Carnes, entre otras. Y fue justamente en esta última donde se analizó la imprevista apertura (largamente reclamada) del mercado de cueros crudos para la exportación, aunque solo por “60 días”, lo que llamó mucho la atención. Tanto, que se supo que los frigoríficos prácticamente no tienen cueros en stock (tuvieron que liquidarlos por el costo), por lo que el beneficio de la liberación podría quedar solo para los acopios y curtiembres de cueros, que tienen las piezas para exportar en forma inmediata, pero que no “derrama” al resto de la cadena ganadera.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario