Al final, Milito rechazó la propuesta de Independiente

Deportes

Gabriel Milito rechazó el ofrecimiento que le realizó en la víspera la dirigencia de Independiente para hacerse cargo del primer equipo en reemplazo de Omar De Felippe y ahora suenan Jorge Almirón, quien renunció a la dirección técnica de Godoy Cruz, y Leonardo Astrada.

"Milito no será el técnico de Independiente", le confirmó esta noche a Télam el vicepresidente segundo de la entidad de Avellaneda, Carlos Montaña.

Las razones de la negativa, según fuentes del club de Avellaneda, tienen que ver en gran medida con las mismas que originaron la partida de De Felippe, que no son otras que la falta de refuerzos y de presupuesto para conseguirlos, cuando el campeonato de Primera División está a la vuelta de la esquina (comienza el 1º de agosto).

Milito dirige a la Reserva y cuenta con una formación a la europea, producto de sus ocho años de permanencia jugando en Zaragoza y Barcelona.

Independiente, a contrapelo de esto, se fue al descenso no solamente en lo deportivo, sino también en lo institucional, y aunque acaba de regresar a la primera división y de cambiar su comisión directiva, lucha en inferioridad de condiciones ante un rival insuperable por estos tiempos: el factor económico.

Por eso no está asegurada la continuidad del capitán Daniel Montenegro ni tampoco del experimentado Federico Insúa, no hay refuerzos concretos a la vista y la diáspora amenaza con dejar desmembrado a un plantel que sufrió in extremis para volver a Primera.

Si se considera que hoy Independiente cuenta con un grupo de jugadores inferior al que "padeció" el torneo de la B Nacional, con el agravante de que no se observan chances ciertas de, aunque sea, emparejarlo, que un ídolo como Milito, sin experiencia alguna dirigiendo mayores, haya dicho que no suena bastante lógico.

Claro que esto que vive Independiente mirando hacia delante, lo genera el hecho de que la programación de los torneos del fútbol argentino hace que en este semestre las exigencias sean mínimas para los equipos que no aspiran a grandes conquistas internacionales.

Y como al "rojo" también le pasa a otros equipos, tal el caso de Godoy Cruz, que dejó ir a siete jugadores y tampoco trajo refuerzos, lo que hoy motivó que Almirón imitara a De Felippe y se alejara de la entidad mendocina después de realizar una excelente campaña en el Torneo Final.

El director técnico que se formó en el fútbol mexicano es cultor del buen juego, con la pelota al pie y el arco adversario, algo que encajaría perfectamente en el por cierto agrietado "paladar negro" del hincha "rojo".

Si efectivamente Almirón llega a Independiente, también sonaría a contradicción, porque arribaría a una institución que padece los mismos inconvenientes por los que se fue de la anterior.

Y si bien el otro nombre que surgió inmediatamente detrás suyo fue el de Astrada, el que más se parece por ideario futbolístico al ya ex director técnico del conjunto mendocino es Juan Antonio Pizzi, que el lunes sonaba con fuerza detrás de Milito y ayer perdió un poco de consenso.

Si todo esto que padecen muchos clubes, diezmando sus filas (a los nombrados se pueden sumar hasta otros grandes como River Plate y Vélez Sarsfield) porque el certamen que viene será de "transición", aunque prudentemente la AFA resolvió que no se denomine así sino "campeonato de primera división 2014", entonces a Independiente le costará mucho encontrar al reemplazante ideal del técnico que lo devolvió a Primera.

Dejá tu comentario