Almagro se muestra imparable y espera por Wawrinka

Deportes

El tenista español Nicolás Almagro, actual campeón del ATP de Buenos Aires, avanzó este viernes a las semifinales tras superar al ruso Igor Andreev por 6-3 y 7-5 en cuartos de final, y jugará ante el suizo Stanislas Wawrinka, que venció al japonés Kei Nishikori por 6-4 y 6-2.

Almagro, undécimo en el ranking mundial de la ATP, empleó una hora y 28 minutos para doblegar al ruso Andreev (118) ante unas 1.200 personas que se acercaron hasta el Buenos Aires Lawn Tennis Club, en el barrio porteño de Palermo.

El español, campeón el domingo pasado en San Pablo, hizo valer su mejor presente y marcó claras diferencias desde el set inicial, con la potencia de sus golpes, tanto de derecha como de revés.

Almagro quebró el saque de Andreev en el 3-1 y 5-2, y manejó los ritmos del partido con un servicio sólido, y buenas devoluciones, mientras Andreev no tuvo demasiada movilidad y así dio mucha ventaja.

El español se llevó el set inicial por 6-3 al cabo de 39 minutos y dejó la impresión de estar más entero y que los golpes de derecha de Andreev no le hacían daño.

En el segundo set Almagro se adelantó 2-0 con un nuevo quiebre en el primer game y parecía encaminarse al triunfo, sin embargo vaciló, cometió errores con su derecha y el ruso, muy paciente, le dio vuelta el partido hasta ponerse 5-4 arriba.

Fue entonces que el murciano reaccionó y comenzó a lastimar con su "explosiva" derecha, con la que acelera y hace daño, aunque también logra puntos con su revés paralelo, muy efectivo frente a Andreev.

Almagro quebró para 6-5 y luego cerró sin dudar con su saque para 7-5, y se instaló una vez más entre los mejores del torneo, que puede ser nuevamente suyo si mantiene el nivel que mostró ante Delbonis y el ruso, y no el que exhibió frente a Starace.

Por su parte, el suizo Wawrinka se instaló por segundo año consecutivo en las semifinales de Buenos Aires, tras superar Nishikori por 6-4 y 6-2.

El primer set fue el más parejo, ya que cada uno mantuvo su saque, hasta que Wawrinka ajustó su devolución y logró quebrar para llevarse el parcial por 6-4 luego de 55 minutos.

El suizo armó los puntos sobre la derecha de Nishikori y generalmente definió sobre el revés, una táctica inteligente ya que lo mantuvo la mayor parte del tiempo incómodo en la cancha y a la defensiva.

En el segundo parcial, Wawrinka logró otro quiebre de servicio, se adelantó 3-1 y mantuvo su saque sin sobresaltos, ante un rival que acorralado no encontró demasiadas respuestas para evitar la eliminación y volvió a ceder su servicio para redondear un 6-2 final.

El suizo repite las semifinales del año pasado cuando cayó ante el argentino Juan Ignacio Chela, y dejó claro que se encuentra sólido en cuanto a su tenis e impecable en su estado físico, dado que, salvo el partido ante Zeballos, jugó los otros dos en el primer turno, cuando la temperatura más agobia.

Dejá tu comentario