Boca sufrió una dura goleada ante Chacarita

Deportes

Lejos de aprovechar el envión anímico de la victoria en el Superclásico, Boca volvió a ser una sombra y recibió un durísimo golpe, al ser goleado por 4 a 1 por Chacarita, en el estadio de Huracán, en el marco de la undécima fecha del torneo Clausura de fútbol.

Matías Giménez puso en ventaja a los "Xeneizes" a los 28 minutos del primer tiempo, mientras que el local lo dio vuelta en el complemento con dos de Facundo Parra, al minuto y los 36, uno de Diego Morales, a los 11, y otro de Facundo Sciorilli, a los 43.

Boca sufrió la expulsión de Ezequiel Muñoz a los 10 minutos del segundo tiempo y Chacarita la de Sciorilli a los 47 de la misma etapa. El elenco visitante dominó las acciones en el primer tiempo, se puso en ventaja y mereció ampliarla, pero en el complemento un solo gol de Chacarita lo derrumbó anímicamente y los de San Martín aprovecharon para sellar un resultado categórico.

Los "xeneizes" arrancaron el partido intentando ser protagonistas, logrando manejar las acciones hasta los 10 minutos, cuando Chacarita emparejó el juego. Sin embargo, los equipos no pasaban de buenas intenciones y estuvieron un buen rato hasta lograr generar peligro frente a los arcos.

La primera aproximación de cierto riesgo se dio recién a los 24 minutos, cuando Gaitán combinó con Chávez y éste sacó un derechazo que salió débil y fue controlado por Tauber. Un minuto más tarde, Chacarita avisó con su arma más peligrosa -la pelota parada-, con un cabezazo apenas desviado de Echeverría, tras un centro desde la derecha de Centurión.

Boca, que era más claro y preciso en el manejo del balón, llegó a la apertura del marcador con una gran definición de zurda de Giménez, luego de ser habilitado por un pase en profundidad de Juan Román Riquelme.

El tanto le dio un plus futbolístico a la visita, que contó con varias situaciones para ampliar la ventaja en esa primera etapa. Boca tuvo sucesivamente un tiro libre de Monzón tapado por Grabinski en última instancia, un cabezazo de Palermo al travesaño y dos remates de Giménez, ambos contenidos con mucho esfuerzo por Tauber.

El inicio del complemento dio la muestra de lo diferente que sería el partido en la segunda parte: al minuto, Nuñez cruzó un zurdazo al área y Parra anticipó al estático Luiz Alberto para anotar el empate.

Pese a lo realizado en el primer tiempo, el empate de Chacarita pareció ser un golpe mortal para Boca, que empezó a mostrar todos los problemas y errores que arrastraba antes del Superclásico.

A los 9, Morales aprovechó un error compartido por Barroso y Javier García, el defensor volteó al atacante local y el árbitro Saúl Laverni cobró penal, aunque en forma insólita expulsó a Muñoz.

García adivinó la intención de Parra y atajó el penal con las piernas, pero la defensa boquense volvió a dormirse y Ramírez anotó el segundo gol tomando el rebote de cabeza. Con el correr de los minutos, Boca jugaba cada vez peor, Chacarita ganaba el medio con el tándem Frezzotti-Vismara, y de a poco se empezó a animar a buscar más.

Con la defensa boquense regalada, tirando el achique en forma más que arriesgada, Parra fue habilitado por Sciorilli y metió el tercero ante un García que poco pudo hacer para evitar una nueva caída de su valla.

Boca se caía a pedazos una vez más y cuando el partido se moría, Sciorilli le puso la frutilla al postre con un golazo, picando la pelota desde la puerta del área, para delirio de los simpatizantes de Chacarita, que todavía sueñan con seguir en primera.

Dejá tu comentario