Boca tuvo un buen comienzo

Deportes

Mientras los dirigentes están buscando un nuevo director técnico (ver aparte), Boca, de la mano de Alfio Basile, ganó una nueva copa. Esta vez la Copa 475, en homenaje a los años que cumple la ciudad de Puebla desde su fundación en 1531.

El partido finalizó empatado y hubo que definirlo desde el punto del penal, y allí Boca mostró gran efectividad en los remates y se llevó la copa en juego.

El encuentro sirvió para ver la recuperación de Sebastián Battaglia, que jugó un buen partido acompañando a Gago en la contención, y la capacidad goleadora de Guillermo Barros Schelotto, quien marcó los dos goles. El primero, aprovechando un gran pase de Palermo, y el segundo tras un gran error del arquero Oscar Pérez y el zaguero Salvador Carmona, que dejaron en juego una pelota cerca del lateral con el arquero fuera del área y permitieron que la robara Marino, quien habilitó a Barros Schelotto para que marque en el arco desguarnecido.

En el medio de estos dos goles llegó el empate del ex River Gabriel Pereyra de cabeza ante un tiro libre de Richard Núñez.

En el segundo tiempo el juego se hizo friccionado y el partido cayó en un pozo. Dentro de ese pobre desarrollo Gabriel Pereyra desbordó a Krupoviesa y su centro fue conectado por Israel López para empatar el partido.

Se animó Cruz Azul después del gol y salió a ganar el partido, pero Migliore lo evitó en una doble atajada ante Cámpora y Delgado y la seguridad de la defensa de Boca hizo el resto para asegurar el empate.

Se llegó entonces a la definición por penales y allí los ejecutores de Boca no fallaron. Primero Palermo con un remate violento y alto, después Krupoviesa colocando la pelota junto al poste izquierdo, siguió el Cata Díaz con violencia y al otro lado de donde fue Pérez y por último Pablo Ledesma recto y fuerte. Del otro lado los dos primeros los convirtieron César Delgado y Rafael García, pero después Núñez la tiró por arriba del travesaño y el remate de Torrado fue muy bien detenido por Migliore.

La entrega de premios pareció la del Mundial, con escenario y autoridades, demasiado para una copa que se puso en juego en un partido amistoso.

Dejá tu comentario