Cabañas mejora, pero "no recuerda nada" del balazo

Deportes

Salvador Cabañas "no recuerda nada" del ataque en el que recibió un balazo en la cabeza, confirmó el neurocirujano que lo atiende, Enrique Martínez, quien dijo además que el delantero paraguayo ha conservado lenguaje y movimiento. No obstante, "seguirá en observación hasta que se disipe el riesgo de muerte", manifestó.

La Procuraduría General informó en tanto que envió una alerta a autoridades de Estados Unidos y Centroamérica en prevención de que el agresor de Cabañas, José Jorge Balderas Garza, "el JJ", pudiera haber huido de México.

Hasta ahora no se ha pedido a Interpol que emita la llamada ficha roja, pues las autoridades del Distrito Federal no lo han solicitado.

Cabañas, de 29 años y goleador del popular América del fútbol mexicano, fue baleado el 25 de enero en un bar de la Ciudad de México, ataque que no ha sido aclarado por las autoridades.

El neurólogo Enrique Martínez dijo que el jugador paraguayo mantiene íntegro su aparato locomotor y tiene posibilidades de que no le queden secuelas de movimiento por el balazo sufrido en la cabeza.

"No sabemos si va a tener la misma fuerza; lo más probable es que sí, pero no sabemos en cuánto tiempo", afirmó.

El especialista explicó que el goleador presenta una notable mejoría y "su lenguaje y movimiento se han conservado, pero no es el momento de bajar la guardia".

El cirujano aceptó que "existen algunos riesgos en caso de que se presente alguna hemorragia, infecciones o alguna otra complicación", pero "por ahora no hay nada de eso".

Cabañas se mantiene consciente y el equipo médico que lo atiende en el hospital Ángeles de Ciudad de México decidió ponerle un drenaje para sacar la sangre que le queda en el cerebro, donde tiene alojada la bala calibre 25.

De acuerdo con el último reporte médico, Cabañas está ubicado en el lugar, pero no en el tiempo, "sabe a qué escuela fue, dónde nació y a qué se dedica, pero no la fecha ni que está en un hospital".

El médico dijo que hasta ahora el jugador no preguntó nada. "Cuando pregunte, se le dirá. Por ahora sólo contesta, ni siquiera dice cuando tiene hambre, pero si le preguntan, entonces dice sí o no", agregó el especialista.

Dejá tu comentario