Chelsea prepara la oferta más grande de la historia por Kaká

Deportes

El Milán recibiría del Chelsea inglés 130 millones de euros, cifra absolutamente récord, por el traspaso de Kaká, quien además se convertiría en uno de los futbolistas mejor pagos del mundo, cobrando quince millones de euros netos por temporada.

El Chelsea tiene perfilado ya el traspaso más gigantesco de la historia del fútbol para hacerse con los servicios de Kaká. Bosco Izecson Pereira, padre y a la sazón agente del futbolista, conoce a fondo los detalles de una operación que acordó la semana pasada con Peter Kenyon, Director General del Chelsea y algunas de cuyas líneas maestras comenzaron a conocerse el domingo, cuando el diario 'The Obsever' desveló que el club de Stamford Bridge le ofrecería una ficha anual de quince millones de euros netos, con un contrato de cinco temporadas que podría ser revisado a partir del tercer curso, informa el diario Sport.

Aquel dato fue la punta del iceberg de una compleja negociación que se saldó con el acuerdo cuando casi todas las exigencias del padre de Kaká fueron cumpliéndose.

Más allá de que será el Chelsea quien se haga cargo del quince por ciento que le corresponde al jugador (veinte millones de euros), dicha cantidad no se prorratearía durante la duración del contrato, sino que sería abonada inmediatamente.

Pero donde la operación ya se convierte en redonda para los intereses de Kaká es en los derechos de imagen. Estos se separan entre aquellos que tienen al Chelsea de por medio y los que no.

En los primeros, el futbolista tendría derecho a un 30 por ciento del beneficio generado, mientras que de la publicidad en la que el club no tuviera nada que ver, el crack se llevaría un 80 por ciento de beneficio, cediendo el veinte por ciento al Chelsea. A grandes rasgos, esto le significarían unos ingresos superiores a los quince millones de euros extras al año. Esto lo convertiría en uno de los deportistas mejor pagados del mundo y, sin duda, en el futbolista líder, superando a Beckham y dejando, de momento, bastante atrás, a su 'amigo' Ronaldinho.

Con un mes por delante hasta el cierre del mercado, el Chelsea ni tiene prisa por negociar ni quiere entrar en conflicto con el Milan. De hecho, todo está a la espera de que sea el propio Kaká quien diga públicamente que quiere irse del Milan para que, como reconoció Galliani la semana pasada, el club lombardo se muestre dispuesto a desprenderse de él.

Será entonces cuando Abramovich entre en acción para realizar la operación más brutal de la historia del fútbol mundial.

Dejá tu comentario