Costas ya no sería entrenador de Racing

Deportes

Gustavo Costas dejó de ser el entrenador de Racing, según confirmó hoy un allegado al técnico, quien no dirigirá al equipo en el partido del próximo sábado ante Colón y tampoco realizará declaraciones.

Costas ya no es más el técnico de Racing, según confirmó hoy un allegado al entrenador, quien mañana no realizará declaraciones y en este momento está analizando los pasos a seguir.

En la empresa Blanquiceleste ya están enterados de la noticia y sólo resta cuando Costas dialogará con la prensa, algo que tiene decidido no hacer al menos por estas horas.

La mala campaña del equipo y todo lo sucedido durante y después del partido de ayer ante Huracán, en la cancha de Argentinos, desencadenaron la decisión del entrenador.

"Gustavo (Costas) no encontró respuesta en los jugadores y los referentes, como Claudio López, Facundo Sava y Adrián Bastía, le dieron la espalda en toda la semana previa al partido con Huracán y el sábado eso se vio en la cancha", aseguró un allegado al técnico.

Pero no sólo hubo problemas en la cancha, sino que después del partido los hinchas de Racing le arrojaron piedras al micro de los jugadores y hubo gente que fue hasta el hotel donde se concentra el plantel para insultar a todos y pedir que se fuera la empresa Blanquiceleste del club de Avellaneda.

En estas horas Costas y su cuerpo técnico tienen que rescindir el contrato con Blanquiceleste, pero para eso la empresa deberá saldarle la deuda que mantiene con ellos, que es de cinco meses.

Si mañana Costas no dirige la práctica la misma la llevará a cabo Miguel Micó, el coordinador de las inferiores y principal candidato a sucederlo.

La relación entre Costas y la gente de la gerenciadora se terminó de romper el día que la empresa vendió a Maximiliano Moralez y no tuvo retorno el día que el técnico se enteró que le estaban buscando reemplazante.

Si bien Micó es el principal candidato a suceder a Costas, desde Blanquiceleste tienen otra lista de candidatos, que encabezan Ricardo La Volpe y Antonio Mohamed.

Dejá tu comentario