El apagón que pudo haber cambiado la historia

Deportes

A minutos de comenzado el segundo tiempo, y con el resultado 28-6 a favor de Baltimore, un corte en el suministro eléctrico del estadio, suspendió el partido por casi treinta minutos.

Con todo el estadio convulsionado por el suceso, los jugadores se quedaron en el campo de juego y tuvieron tiempo para repensar el partido. Una vez solucionado el inconveniente, San Francisco fue un vendaval y logró remontar 14 puntos y dejar el marcador 28-20 al término del tercer cuarto.

En el último período, los Ravens amagaron con una reacción que los mantuvo siempre arriba en el marcador, pero a los 49ers se los veía más sólidos y confiados. Por eso, el final fue dramático y no se supo hasta el último segundo quien se quedaría con el 47º Superbowl.

Finalmente fue para Baltimore, aunque también pudo ser para San Francisco. De todas maneras, ambos estuvieron a la altura de las circunstancias y regalaron un espectáculo inigualable.

Dejá tu comentario