El saldo fue positivo en el debut de la Selección

Deportes

El primer paso rumbo al Mundial de Sudáfrica se dio sin sobresaltos. El seleccionado chileno dirigido por Marcelo Bielsa no fue superior a los anteriores seleccionados chilenos, y el equipo de Basile hasta se dio el gusto de desperdiciar situaciones de gol, por tratar de hacer el gol «bonito», algo que le puede costar caro ante un rival más exigente. Al equipo argentino le sobró con la precisión de Juan Román Riquelme para ejecutar tiroslibres y por momentos manejó el partido a voluntad desde la habilidad del propio Riquelme (que fue el mejor de la cancha) y Messi.

Chile quiso jugar de igual a igual, pero perdió en todos los sectores y sólo creó un par de situaciones de gol desde la habilidad individual de Humberto Suazo.

La Selección, más allá del resultado, deja un saldo positivo mostrando seguridad en su línea defensiva, donde Zanetti y Heinze no sólo marcaron, sino que fueron salida clara. Demichelis no sintió el debut ante el público argentino y cumplió con mucha solvencia, y Gabriel Milito, aunque tuvo algunos errores en el primer tiempo, después levantó su nivel y tuvo un cruce defensivo muy importante.

En la mitad de la cancha se destacó netamente el trabajo de Javier Mascherano, muy sólido en el quite y seguro para entregar la pelota. Cambiasso tuvo altos y bajos y Maximiliano Rodríguez mostró una pobre actuación, lo mismo que Fernando Gago, que fue su reemplazante y estuvo impreciso en los pases.

Juan Román Riquelme no sintió la falta de actividad. Fue el cerebro del equipo y supo juntarse con Lionel Messi; además definió el partido con dos tiros libres ejecutados magistralmente y pasó un tercero apenas arriba del travesaño.

Adelante, Lionel Messi tuvo mucho protagonismo en el manejo de la pelota, desbordando con sus gambetas electrizantes, mientras que Carlos Tevez luchó más de lo que jugó y le faltó peso físico para generar situaciones de gol. Sergio Agüero entró en el circuito de toque, aunque se lo vio «apurado» por marcar su gol, y Javier Saviola estuvo pocos minutos, pero le dio a la delantera un cambio de ritmo. El primer paso hacia el Mundial se dio sin problemas; mañana deberán enfrentar el segundo ante Venezuela, que ya no es tan «cenicienta».

En el haber de la Selección estuvo el buen manejo de pelota y la seguridad defensiva; en el debe, la falta de contundencia para definir el partido. El sábado lo solucionó con dos tiros libres de Riquelme, pero no se puede confiar en que esto ocurra en todos los partidos.

La primera prueba del equipo de Basile deja un saldo positivo, aunque el rival no lo exigió como para complicarlo. De cualquier manera, con algunos retoques no va a tener problemas para clasificar al Mundial de Sudáfrica.

Dejá tu comentario