FIFA: en medio del escándalo, proponen presidencia rotativa

Deportes

El italo-suizo Domenico Scala, jefe de la comisión de auditoría y conformidad, propuso adoptar un modelo similar al de la Unión Europea. Aseguró que de esta manera se eliminaría la red clientelar.

El ítalo-suizo Domenico Scala, jefe de la comisión de auditoria y conformidad de la FIFA, sugirió que el ente rector del fútbol mundial tenga una presidencia rotativa.

En una entrevista que publica el diario Financial Times, Scala propuso un sistema similar al de la presidencia de la Unión Europea.

"¿Por qué debemos enfocarnos en una persona para liderar la FIFA en los próximos ocho o 12 años, sea cual sea el límite de mandatos? ¿Por qué no tener una presidencia que rote cada cuatro años?", se preguntó.

"Los presidentes podrían ser designados por las seis confederaciones. Cada confederación tendría derecho a tener un presidente por, digamos, cuatro años", añadió. "¿Por qué debería un europeo dirigir la FIFA los próximos 12 años?".

Según Scala, eso "disminuiría el poder de un presidente individual" y "ayudaría a eliminar la red clientelar", además de representar mejor "la diversidad del fútbol en el mundo".

El auditor jefe criticó también el pago de dos millones de dólares que el actual presidente, Joseph Blatter, hizo en 2011 al jefe de la UEFA, Michel Platini, y que está siendo investigado por la Justicia helvética.

El francés asegura que el dinero se le entregó como compensación por un trabajo de asesoría realizado entre 1998 y 2002, pero no hay un contrato firmado. En 2011, el entonces ya titular de la UEFA apoyó a Blatter en la reelección. Ambos fueron suspendidos recientemente de forma provisonal por la comisión de ética de la FIFA.

"Los puntos clave son el conflicto de intereses y que los dos millones de francos suizos (cifra similar en moneda estadounidense) no estuvieran contabilizados en las cuentas de la FIFA. Las dos partes admiten que hubo un acuerdo sobre los dos millones, pero esa cifra nunca se registró en las cuentas de la FIFA hasta que se realizó el pago", dijo Scala.

"Es una omisión grave. Los dos eran miembros del comité ejecutivo de la FIFA y conscientemente aprobaron cada año informes financieros que eran incorrectos por dos millones de francos suizos. Eso podría verse como falsificación de cuentas", señaló.

Dejá tu comentario