La Dolfina se adjudicó el Abierto de Palermo por sexta vez en su historia

Deportes

La Dolfina se consagró campeón de la 118 edición del Campeonato Argentino de Polo tras superar en la final por 16 a 10 a Ellerstina, en un certamen disputado en el Campo de Polo de Palermo.

De esta manera, la formación liderada por Adolfo Cambiaso (39 goles de hándicap) se adjudicó el sexto título en su historia, tras las obtenciones en 2002, 2005, 2006, 2007 y 2009, mientras que su rival (37) se quedó con cinco trofeos.

De las últimas siete finales, Ellerstina y La Dolfina se enfrentaron en seis ocasiones, con cuatro victorias para el elenco de Vicente Casares y dos para la "Zeta", aunque esta fue la única en la que la diferencia fue mayor a un gol.

Asimismo, las dos últimas ediciones fueron las únicas que no se definieron con gol de oro. La Dolfina, que este año perdió la final del Abierto de Tortugas y ganó la de Hurlingham ambas ante Ellerstina, tuvo como formación a Adolfo Cambiaso (10), el uruguayo David Stirling (9), Pablo Mac Donough (10) y Juan Martín Nero (10).

El campeón se adjudicó de punta a punta el Abierto al pasar sin inconvenientes la Zona A, luego de las victorias sobre Chapa Uno (23-10), Pilará (20-7) y La Aguada (15-7), y vencer a la "Zeta", en todos los casos con amplia diferencia.

De no haber sido por la sorpresiva derrota en la final del certamen de Tortugas, a manos de Ellerstina, La Dolfina se hubiera adjudicado la Triple Corona, un trofeo que desde que comenzó la temporada de alto hándicap de 2011 se estimaba que podía quedar en manos de Cambiaso y compañía.

En el partido, que se presentaba como otra final aguerrida y de final ajustado, el campeón sacó ventajas en el segundo y tercer chukker, ya que de estar 2-2 en el inicio pasó a sacar una ventaja de 7-2 que fue determinante, porque el equipo de General Rodríguez nunca pudo descontarla.

En el ganador, se destacaron la eficacia goleadora del eterno Cambiaso, la tarea defensiva del uruguayo Stirling, sobre todo para cortar los avances del rival, y la potencia de Nero y el despliegue de Mac Donough, los dos últimos campeones el año pasado con la "Zeta".

Ellerstina nunca le encontró la vuelta al partido y siempre estuvo nervioso, quizá por la marca que le planteó el rival y con los tiros largos que supo capitalizar el campeón. Ni siquiera el goleador Facundo Pieres, autor de ocho de los diez tantos de su equipo, pudo sacar adelante a su equipo.

Dejá tu comentario