Monterrey rechazó otra oferta de Boca por Suazo

Deportes

Boca Juniors hizo ayer una propuesta de 1,5 millones de dólares por la mitad del pase del delantero chileno Humberto Suazo, pero el Monterrey de México, dueño de sus derechos federativos, endureció su posición tras una nueva ausencia del jugador a los entrenamientos.

"A Suazo no le conviene presionarnos. Si no, le puede preguntar a Leandro Gracián lo que le pasó cuando lo hizo", amenazó hoy el presidente de los "Rayados", Luis Miguel Salvador.

En 2007, el "Tano" Gracián fue separado del plantel y enviado al equipo filial durante seis meses luego de presionar para jugar justamente en Boca, entonces pedido por el entrenador Miguel Angel Russo, deseo que al cabo de ese plazo se cumplió.

Suazo atraviesa una situación similar: quiere dejar la entidad mexicana para estar más cerca de Chile (su madre está enferma), pero en Monterrey no están dispuestos a perderlo si no existe una oferta que satisfaga sus pretensiones económicas.

Aunque la cláusula de rescisión del chileno es de 20 millones de dólares, se especula que los directivos mexicanos aceptarán una propuesta de entre seis y siete millones por el pase. El millón y medio que ofrece Boca por la mitad de la ficha, de esa manera, todavía está lejos de las pretensiones iniciales.

Boca no es el único club que quiere a "Chupete": la Universidad de Chile, con dinero "fresco" tras vender al delantero Eduardo Vargas al fútbol italiano, y el Palmeiras de Brasil también buscan al goleador.

"Suazo tiene que presentarse a entrenar junto con el plantel, ese es el primer paso y es innegociable. Por lo pronto enviaremos toda esta información a la Federación Mexicana de Fútbol para que ellos lo canalicen y queden las cosas claras", anunció Salvador.

"El jugador nos ha manifestado que se quiere ir, pero él sabe que tiene que llegar una oferta definitiva. No estamos cerrados a negociar con ningún club", concluyó el directivo del Monterrey.

En Boca mantienen las esperanzas de que la entidad mexicana flexibilice su posición e inclusive analizan la posibilidad de efectuar una oferta más elevada por la mitad del pase de Suazo, pero a la vez siguen pensando en otras opciones.

En ese sentido, Mauro Óbolo, de Arsenal y del gusto del técnico Julio César Falcioni, aparece como prioridad, pero tampoco se descarta al uruguayo exNewell`s Joaquín Boghossian, quien horas atrás manifestó su deseo de vestir la camiseta auriazul.

Con un calendario apretado por el regreso a la Copa Libertadores, Falcioni necesita un delantero por la lesión de Lucas Viatri y la posible salida de Pablo Mouche, pretendido por Santos de Brasil.

Dejá tu comentario