Nadal, el mito de Roland Garros y la reconstrucción de la historia del tenis

Deportes

El español conquistó su 13° torneo en París e igualó a Federer con 20 Grand Slam. La lucha entre los tres gigantes por ser el mejor de la historia.

Sólo los libros de historia podrán determinar quién fue el mejor de todos los tiempos. Roger Federer y Rafael Nadal pelearon durante un largo período por ese cetro hasta que Novak Djokovic se metió en la discusión. El triunfo del español en Roland Garros lo sitúa como el máximo ganador de Grand Slam junto al suizo, con tres más que el serbio. ¿Hasta dónde llegarán estos monstruos?

Intentar arribar a una conclusión final sobre quién es el mejor de todos es tierra estéril. El tenis es un deporte que necesita ser analizado por épocas. Rod Laver está sindicado como el más sobresaliente exponente de este deporte, sin embargo, es una incógnita saber cómo jugaría en esta era. Y este es el momento de hegemonía del Big 3, en el cual se presionan recíprocamente para ser mejores.

Federer dominó muchos años en el circuito ATP. Aún conserva récords que parecen indestructibles, aunque otros empiezan a ser amenazados. Con 310 semanas, nadie estuvo tanto tiempo como número 1 del mundo. No obstante, Djokovic llega esta semana a las 289, lo que representa un desafío único para ambos.

Mientras “Su Majestad” forjó su -inobjetable- leyenda, Nadal reclamó su lugar en la escena y justificó año tras año por qué debía estar allí. Los 20 Grand Slam a los que llegó este domingo lo deja como el máximo ganador junto al helvético. Si “Rafa” decide continuar su carrera, podría superarlo muy pronto. Y también luce cierta la chance de que “Nole” los pase a ambos.

https://twitter.com/rolandgarros/status/1315329566592786432

El de Manacor es el primer tenista de toda la historia que consigue ganar 13 veces el mismo torneo, ya sea en el circuito ATP como WTA. Hizo de Roland Garros su fortaleza eterna, el lugar desde donde reina y donde ostenta un récord de 100 triunfos y sólo dos derrotas. También sabe lo que es ganar los otros grandes al menos una vez.

Su primer triunfo de Grand Slam fue en 2005, precisamente en el Bois de Boulogne. Desde entonces, Nadal obtuvo al menos uno de los cuatro majors durante diez años, y en las últimas 15 temporadas, sólo en 2015 y 2016 no logró ningún trofeo.

“Yo me preocupo de hacer mi propia carrera. No es una obsesión, no pienso en lo que tienen Roger o Novak u otro cualquiera”, había afirmado el “Matador” semanas atrás, en el Masters 1000 de Roma, donde “Nole” llegó a 36 coronas y superó por uno al semidios del polvo de ladrillo.

La final ante Djokovic mostró la verdadera dimensión de Nadal, una bestia salvaje que destruye a cada rival que lo enfrentan en la Philippe Chatrier. Dejó en ridículo al número 1 del mundo y el único capaz de interponerse entre él y la historia. Fue 6-0, 6-2 y 7-5, pero pudo haber concluido con un score más abultado.

I have always had the utmost respect for my friend Rafa as a person and as a champion. As my greatest rival over many years, I believe we have pushed each other to become better players. Therefore, it is a true honor for me to congratulate him on his 20th Grand Slam victory. It is especially amazing that he has now won Roland Garros an incredible 13 times, which is one of the greatest achievements in sport. I also congratulate his team, because nobody can do this alone. I hope 20 is just another step on the continuing journey for both of us. Well done, Rafa. You deserve it.

Ahora el “Matador” logró el ingreso al exclusivo club de quienes tienen 100 triunfos en un mismo Grand Slam. Chris Evert (101-12 en el US Open), Roger Federer (102-15 en Australia y 101-13 en Wimbledon), Martina Navratilova (120-14 en Wimbledon) y Serena Williams (106-14 en el US Open) lo antecedieron, pero el 100-2 del español lo dejan con la mejor efectivad de todas: 98% de triunfos en el clay parisino.

Este fue la victoria 999 en su carrera, que acredita 1200 partidos. A lo largo de casi 20 años, logró conquistar un título de Grand Slam en tres décadas diferentes (2000, 2010 y 2020), récord que comparte con Djokovic. Entre las mujeres lo lograron Navratilova (70, 80 y 90) y Williams (90, 00 y 10).

La vigencia de Nadal está comprobada, no sólo por la longevidad de su carrera. Cuando Federer readecuó su juego para mantenerse en el tope, su némesis también lo hizo. La edad pasa para todos y competir contra nuevos talentos demanda otros esfuerzos. El rey del polvo de ladrillo modificó su saque para ser más incisivo, juega más adelantado e impacta más temprano. Suma ataque a su juego y recorta los tiempos.

De sus 20 Grand Slam, seis fueron después de cumplir 30 años, lo que constituye un récord. Con 34 años y 130 días, es el tercer tenista más viejo en llegar a la final y en ser campeón en Roland Garros, donde alcanzó otra marca inédita: es el primer hombre que en la Era Abierta gana cuatro títulos mayores sin ceder sets. Lo hizo en París en 2008, 2010, 2017 y 2020. Llegó en total seis veces a la final sin dejar parciales en el camino, con un total de ocho ocasiones en los cuatro grandes.

https://twitter.com/ATPTour_ES/status/1315334608523792384

Este título en el torneo sobre polvo más importante del mundo lo deja a Nadal en otra posición única. Es el primer varón que supera los 15 años entre su primera coronación en un Grand Slam y la última.

Para agigantar aún más su leyenda, es el 5° deportista que alcanza los 20 triunfos en majors. Margaret Court (24), Serena Williams (23), Steffi Graf (22) y Federer (20) fueron los primeros, y seguramente en breve se les sumará Djokovic.

Otro récord que Nadal podría igualar en un corto lapso es la cantidad de finales de Grand Slam. La leyenda suiza tiene 31 y el manacorí 28, una más que “Nole”. Los tres también pelean por ser quien más títulos tiene: Federer posee 103, a seis de Ivan Lendl, mientras que Rafa llegó a 86 y el serbio ganó 81.

Los cruces entre estos tres titanes del tenis son los más repetidos de todos los tiempos en todas las instancias. Por caso, Nadal-Djokovic se disputó 56 veces, plusmarca histórica, al igual que los nueve choques en finales de Grand Slam y las 27 definiciones en todo el circuito.

Nadal es acaso el mayor competidor que posee esta disciplina. “Esta es la casa de Rafa. Enfrentarlo en Roland Garros es quizás el mayor desafío de nuestro deporte”, opinó el número 1 del mundo en la previa de la final.

Muchas veces se ponderó la fortaleza mental de la leyenda española, su capacidad física, su defensa. Pero a lo largo de los últimos 15 años Nadal se reconvirtió en reiteradas ocasiones para no perder terreno ante los otros dos colosos. Sin dejar de lado su propia esencia: para derrotarlo hay que ganarle varias veces cada punto.

Nadal es la historia y este domingo lo confirmó. Rompió todo aquello que Federer ya había aniquilado. Muy pocos atletas o equipos poseen ese halo de invulnerabilidad que posee el “Matador”. Una y otra vez mostró su faceta indestructible al remontar partidos adversos que parecían imposibles de revertir.

Este año bizarro deja muchas cosas en el tintero, como los momentos descolocados de Djokovic y al balear alcanzando a Federer en la cima de los Grand Slam. Sólo el paso del tiempo frenará la lucha entre estos tres seres supremos del tenis que hacen parecen fácil lo imposible. Hasta entonces sólo quedará disfrutar y ser parte de la historia que se escribe torneo a torneo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario